Portada:  Noticia de actualidad


Se une a las explotaciones de Barcelona, Bilbao, Vitoria, Málaga, Murcia, Zaragoza y Euskotren para obtener mejores condiciones en el coste energético

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) se ha incorporado al único grupo de empresas ferroviarias existente en España para contratar conjuntamente la electricidad, y obtener así mejores condiciones de las comercializadoras para la compra de energía que de manera individualizada. En este grupo se encuentran las explotaciones de Barcelona, Bilbao, Vitoria, Málaga, Murcia, Zaragoza y Euskotren.


FGV se incorpora al grupo de empresas ferroviarias para la contratación conjunta de la electricidad
 
 
 

(21/09/2017) Como primer paso, FGV ha firmado recientemente un contrato con el Grupo ASE, compañía especializada en servicios energéticos que gestiona, informa y asesora al citado grupo de explotaciones ferroviarias españolas. La operadora espera de esta forma conseguir un importante ahorro económico en la próxima adquisición de energía, superior incluso a la ya obtenida con el último contrato que, de forma individualizada, supuso una disminución de 800.000 euros respecto del anterior.

Grupo integrado por ocho empresas ferroviarias

El grupo al que se ha unido FGV nació en 2012 y, desde entonces, se han ido adhiriendo distintas compañías ferroviarias de toda España para mejorar su factura energética. Hasta el momento, reunía a seis compañías de transporte metropolitano y una de ferrocarril, a las que ahora se suma FGV cuya aportación al grupo ronda el 20 por ciento del consumo eléctrico total.

En las reuniones del grupo ferroviario no solo se aborda la situación de los mercados eléctricos en relación a sus precios, sino que se analizan las novedades regulatorias en materia eléctrica y se tratan temas orientados a la prestación de servicios energéticos a las explotaciones.

FGV ya asistió a la última reunión del grupo, en la que se plantearon nuevas posibilidades de explotación de recursos vinculados a un desarrollo energético responsable, como la recuperación y el aprovechamiento de la energía cinética de frenado, que ya está funcionando en Metro Bilbao y próximamente también en Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB).