Portada:  Noticia de actualidad


Por 5,9 importe de millones de euros, el proyecto incluye el recrecido del andén 1 en su totalidad y de los andenes 2 y 3 en su tramo central

Adif ha licitado obras para la mejora de la accesibilidad en la estación de Aranjuez, por importe de 5.889.603 euros y un plazo de ejecución de dieciocho meses. El proyecto constructivo incluye, además, otros trabajos destinados a mejorar diferentes elementos del patrimonio histórico-artístico de la estación del municipio madrileño.


Licitadas obras para mejorar la accesibilidad en la estación de Aranjuez
 
Salida de uno del actual paso inferior de la estacion de Aranjuez
 
 

(11/01/2017) En materia de accesibilidad, las obras licitadas incluyen el recrecido del andén 1, de 290 metros de longitud, así como del tramo central de los andenes 2 y 3 de 210 metros, para facilitar el acceso de los usuarios a los trenes. Asimismo, se ejecutará un nuevo paso inferior dotado de escaleras y ascensores en los tres andenes.

En el ámbito de las actuaciones encaminadas a la protección y conservación del patrimonio histórico-artístico de la estación, está previsto restaurar la marquesina histórica del andén 3, incluidas su estructura y cubierta. Además, se colocará falso techo de madera en las marquesinas de los andenes 1 y 2.

También se realizará la rehabilitación estructural del paso inferior existente, con ejecución de nuevas cámaras bufas, para evitar la humedad en los paramentos, acabados e instalaciones, y restauración de los mosaicos.

De forma complementaria, se llevarán a cabo diversas actuaciones en las instalaciones, como canalizaciones, saneamientos, instalaciones eléctricas, iluminación, megafonía, cronometría, cámaras de vigilancia, teleindicadores e instalaciones de protección contra incendios.

Trabajos de recuperación del patrimonio histórico

A estos trabajos para mejorar la accesibilidad y la funcionalidad de las instalaciones se suman diversas obras de mejora y restauración de la estación de Aranjuez realizadas en los últimos años para recuperar el esplendor del histórico edificio neomudéjar, incoado como Bien de Interés Cultural (BIC).

En una primera fase, las obras se centraron en la mejora general del edificio de viajeros, mediante la rehabilitación de la cubierta, los mosaicos y el artesonado del vestíbulo, y la reparación de grietas y humedades. Además, se mejoró la comodidad y las condiciones del mismo, dotándolo de una mayor funcionalidad.

La segunda fase de obras tuvo por objeto la restauración de las marquesinas de los andenes 1 y 2 y del edificio de aseos, y la protección de los mosaicos del paso inferior. Ambas actuaciones supusieron inversiones cercanas a los 3,9 millones de euros, financiadas con cargo al 1% Cultural del Ministerio de Fomento.

También serán restauradas la marquesina central y el edifico de antiguos baños, en primer plano