Portada:  Noticia de actualidad


En este periodo, la sociedad pública creada para la recuperación de zonas degradadas del Bilbao Metropolitano ha invertido 957 millones de euros en diferentes actuaciones urbanísticas

El 19 de noviembre de 1992 se constituyó Bilbao Ría 2000, una sociedad anónima de capital público constituida a partes iguales por el Ministerio de Fomento, a través de empresas públicas adscritas al mismo (Sepes, Autoridad Portuaria de Bilbao, Adif y Feve), y por instituciones de ámbito autonómico, territorial y local (Gobierno Vasco, Diputación Foral de Vizcaya y los ayuntamientos de Bilbao y Baracaldo).


Bilbao Ría 2000 cumple veinte años
 
Bilbao Ría 200 ha llevado a cabo una notable transformación urbanística, recuperando zonas degradadas del Bilbao metropolitano. Fotos: Bilbao Ría 2000
 
 

(20/11/2012) Creada con el objetivo de recuperar zonas degradadas o áreas industriales en declive del Bilbao Metropolitano, su trabajo ha permitido llevar a cabo una notable transformación urbanística, fundamentalmente en áreas de Bilbao y Baracaldo. A lo largo de estas dos décadas, sus áreas de actuación han sido Abandoibarra, Urban-Galindo (Baracaldo), Ametzola, Variante Sur Ferroviaria, Bilbao La Vieja, Basurto-San Mamés, Basauri, así como diversas infraestructuras ferroviarias.

El nacimiento de Bilbao Ría 2000 se produjo en un entorno de grave crisis económica e industrial en el área metropolitana de la capital vizcaína, lo que supuso la desaparición de la industria pesada en la zona. La desaparición de las empresas dejó una parte de los terrenos aledaños a la ría en Bilbao y Baracaldo en estado de abandono. Además, la mayor parte de las actividades portuarias se desplazó a la desembocadura de la ría, abandonando sus muelles de ribera y Renfe trasladó también sus instalaciones. Esta situación supuso la liberación de suelo en las mejores zonas de ribera ofreciendo una oportunidad histórica de regenerar la ciudad, incorporando la ría a la urbe.

En este contexto, las instituciones vascas y del gobierno central se pusieron de acuerdo para cumplir ese objetivo y pusieron en marcha Bilbao Ría 2000, a la que encomendaron un proceso de transformación urbana en Bilbao y Baracaldo.

Esta sociedad interinstitucional no recurre a los presupuestos públicos para financiar sus actuaciones, sino que obtiene sus fondos con la venta de parcelas en los terrenos que le son cedidos gratuitamente por las instituciones y empresas públicas que conforman su Consejo de Administración. Una de las principales características de Bilbao Ría 2000 es el consenso interinstitucional que ha guiado su funcionamiento y que ha permitido alcanzar acuerdos para la ejecución de las diferentes actuaciones.

Principales proyectos

vspace=5

El soterramiento en Ametzola elimina la barrera de que formaban las vías entre Ametzola y Recalde.

Algunos de los proyectos más importantes encomendados a Bilbao Ría 2000 son los realizados en Abandoibarra, Variante Sur Ferroviaria, Ametzola, Bilbao La Vieja, Basurto-San Mamés, así como diferentes infraestructuras ferroviarias. Todos ellos están concluidos o a falta de remates y otros, como Urban-Galindo (Baracaldo), en fase avanzada de ejecución.

En la actualidad, los retos que tiene encomendados la sociedad son el soterramiento de la línea de mercancías de Feve en Recalde e Irala y la urbanización de Garellano.

Está en fase de revisión el proyecto para regenerar el centro de Basauri, para lo cual existe un convenio firmado entre el Ayuntamiento de Basauri, Adif y Bilbao Ría 2000. Este proyecto prevé una intervención urbanística en el ámbito de Pozokoetxe, San Fausto y Bidebieta. El primer paso de esta actuación será el traslado de la playa de vías de Pozokoetxe a una nueva estación de mercancías en el barrio de Lapatza. Posteriormente tendrá lugar la reordenación urbanística que incluye la remodelación de la estación de Bidebieta con el fin de mejorar su accesibilidad y el servicio a los usuarios.

Dada la actual coyuntura económica, la sociedad no tiene previsto iniciar por el momento nuevos proyectos y centra sus esfuerzos en concluir las obras encomendadas y en reducir la deuda que tiene contraída con los bancos mediante la venta de las parcelas de que dispone en Abandoibarra, Garellano y Baracaldo.

Soterramiento de la línea de mercancías de Feve en Recalde e Irala

 vspace=5

El cubrimiento de las vías y la creación de nuevos espacios urbanos suponen la unión de barrios antes separados.

Las obras de soterramiento de la línea de mercancías de Feve Basurto-Ariz a su paso por Irala y Recalde, actualmente en ejecución, completarán la integración ferroviaria de todo el trazado de Feve entre Basurto y La Peña. Esta obra, que se prolongará durante tres años, dará continuidad al soterramiento ya completado de las vías de Feve a su paso por Basurto y Recalde.

El primer hito de esta obra es la habilitación de un trazado provisional por el que transitarán los convoyes de mercancías mientras duren las obras, que discurrirá en paralelo a la calle Doctor Díaz Emparanza. Este será el único desvío de vía previsto a lo largo de toda la obra. El siguiente cambio de trazado se producirá cuando el tren pase a circular de forma soterrada, una vez concluida la actuación.

Durante 2012 las obras se han centrado en la habilitación del trazado provisional y en el inicio de la construcción del falso túnel, partiendo de la zona próxima al puente de Gordóniz.

El falso túnel se construirá con el mismo sistema utilizado en la Fase 1 del soterramiento, es decir, primero se ejecutarán los pilotes, después se construirá la losa superior y, por último, se excavará el terreno. En los casi ochocientos metros de falso túnel se utilizarán 33 kilómetros de pilotes y nueve de micropilotes para formar las correspondientes pantallas, que se empotrarán en la roca y sobre las que se colocará la tapa de hormigón.

El inicio de la construcción del túnel en mina está previsto para el primer trimestre de 2013, partiendo de la zona de La Peña, donde se instalará la rozadora y por donde entrarán y saldrán los camiones, que dispondrán de un vial lateral por el que llegarán directamente a la autovía sin pasar por el casco urbano.

Infraestructuras ferroviarias

vspace=10

La principal actuación en materia de infraestructuras ferroviarias que ha llevado a cabo Bilbao Ría 2000 es la denominada Variante Sur Ferroviaria, un proyecto destinado a reordenar los trazados de Cercanías Renfe y de Feve, con objeto de que Bilbao pueda aprovechar las posibilidades que ofrece el tren como medio de transporte metropolitano.

Antes de la actuación de Bilbao Ría 2000, el ferrocarril formaba dos barreras en la ciudad: de un lado, la línea que discurría por Abandoibarra y Uribitarte separaba el Ensanche de la Ría y, por otra parte, la trinchera ferroviaria de mercancías a lo largo de la Avenida del Ferrocarril constituía un obstáculo urbano entre los barrios de Basurto, Recalde y el Ensanche.

La operación Variante Sur ha permitido recuperar para Bilbao los paseos al borde de la ría y, simultáneamente, ofrecer un excelente servicio de transporte a la zona Este/Sur de la ciudad, que queda conectada con el centro y con todo el área metropolitana. El ferrocarril se convierte así en una herramienta básica para el desarrollo urbano y el antiguo trazado deja de ser barrera para convertirse en un instrumento más de la regeneración de la ciudad.

El cubrimiento de las vías y la creación de nuevos espacios urbanos suponen la unión de barrios antes separados y abren nuevas posibilidades de crecimiento y equilibrio urbanístico.

Otro de los objetivos de las actuaciones ferroviarias de Bilbao Ría 2000 ha sido mejorar la interconexión entre los distintos sistemas de transporte (Metro, Renfe, Feve, tranvía y autobús) lo que se ha llevado a cabo en Ametzola, Abando y San Mamés. Actualmente está en ejecución la obra de soterramiento de la línea de Feve a su paso por Basurto, que eliminará otra barrera urbana y permitirá la posterior reurbanización de la zona.

La primera fase de la Variante Sur Ferroviaria fue la modificación de la línea de Feve en Ametzola. Esta operación permitió que la línea conectase posteriormente con la de Cercanías Renfe en la nueva estación de Ametzola, que ahora comparten ambas compañías. La actuación en el área de Ametzola se desarrolló sobre un área de 110.000 metros cuadrados que durante muchos años fue utilizada por estaciones ferroviarias de mercancías y ha eliminado definitivamente la barrera que formaban las vías entre Ametzola y Recalde.

Línea Sur de Cercanías Renfe

La línea Sur de Cercanías Renfe es el r

vspace=10
esultado más importante de la operación Variante Sur, de la que constituyó su segunda fase. Se inauguró el 3 de marzo de 1999 y su trazado, de 3,2 kilómetros, permite conectar la parte Sur de Bilbao con la margen izquierda y los municipios de la zona minera, además de conectar con la línea de Feve, el metro, el tranvía y la terminal de autobuses Termibús.

En la línea Sur se han construido cuatro nuevas estaciones (Zabalburu, Ametzola, Autonomía y San Mamés), además de remodelarse dos de las ya existentes (Olabeaga y Abando).

La obra resultó muy compleja técnicamente ya que fue necesario el derribo y reconstrucción de dos puentes sobre las vías, además de realizarse toda ella sin interrumpir el servicio ferroviario. Se incorporaron soluciones técnicas vanguardistas como la catenaria rígida, diseñada especialmente para Renfe y que supuso una marca mundial de longitud de línea para la tensión de 3.000 voltios.

Avenida del Ferrocarril

La Avenida del Ferrocarril, inaugurada el 5 de febrero de 2002, es una de las consecuencias más positivas que ha tenido para Bilbao la operación Variante Sur. La nueva avenida, construida sobre una trinchera ferroviaria que separaba barrios e impedía la ordenación urbana, es ahora una de las principales calles de la ciudad.

Tiene una longitud de 930 metros y una anchura de entre 35 y cincuenta, lo que la convierte en un espacio urbano cuya amplitud permite hacer compatible el uso rodado y peatonal, así como la existencia de un carril bici, bancos, amplias aceras e incluso zonas que forman pequeñas plazas, como la existente tras el Pabellón de Deportes de la Casilla.

vspace=10

La inversión total realizada en las tres fases de que constó la obra fue de 35,5 millones de euros que han servido para urbanizar una superficie de 24.600 metros cuadrados, de los que la mayoría son aceras y zonas verdes.

Estaciones remodeladas y nuevas

Las actuaciones en el ámbito ferroviario de Bilbao Ría 2000 han incluido la remodelación de las estaciones de Bilbao-Abando de Adif, La Concordia de Feve y de Olabeaga. Esta última se remodeló para dar cabida a la conexión con la nueva línea Sur de Cercanías Renfe y a la lanzadera de Renfe que, hasta entonces conectaba con la estación Parque-Guggenheim.

Asimismo, se han creado nuevas estaciones como la de Ametzola, inaugurada en mayo de 1998, que da servicio a Renfe y Feve y cuya especial arquitectura la convierten en una de las más espectaculares de las que componen la línea Sur. Se trata de una estación soterrada que recibe luz natural a través de unos lucernarios que se asoman a la calle.

La estación de Autonomía está situada en una confluencia estratégica para la zona de Basurto: la intersección entre la Avenida del Ferrocarril, bajo la que se sitúan los andenes, y la calle Autonomía, una de las principales arterias de Bilbao. Fue incorporada al proyecto inicial tras atender las demandas de los vecinos de la zona.

La estación de La Peña comenzó a dar servicio el 25 de enero de 2005, integrándose en la línea C3 de Cercanías Renfe Bilbao-Orduña. Permite llegar a Abando en menos de cuatro minutos, donde se facilita la conexión con el resto de los transportes públicos (metro, cercanías, tranvía, Feve y autobuses).

 vspace=5

 Estación de Ametzola.

La estación de Miribilla, cuyas obras dieron comienzo el 7 de junio de 2005 y fue inaugurada el 18 de diciembre de 2008, da servicio a este nuevo barrio de Bilbao, además de a San Adrián, Larraskitu y Torre Urizar. Está integrada en la línea C3 de Cercanías Renfe (Bilbao-Orduña) y permite llegar a la estación de Abando en menos de tres minutos, donde se puede conectar con el resto de la red metropolitana de transporte. La estación se encuentra a casi cincuenta metros bajo tierra, con lo que se convierte en la estación más profunda de toda la red de Adif y los accesos se realizan mediante ascensores de gran capacidad.

La estación-intercambiador de San Mamés fue inaugurada el 13 de diciembre de 2004. Se trata de la primera infraestructura concebida expresamente para servir de punto de conexión entre los diferentes transportes públicos. A través de un gran vestíbulo central se accede a metro, Cercanías Renfe y Termibús. La parada del tranvía se sitúa junto a la entrada principal. La propia estación de Cercanías Renfe fue completamente renovada, dotándola de un nuevo acceso desde Torres Quevedo y de una estructura interior en la que los cuidados elementos arquitectónicos y artísticos, la han convertido en una de las más espectaculares de la línea de Cercanías.

La nueva estación de Cercanías de Renfe en Santurce se completó el 10 de julio de 2003. Su ubicación hace posible que el municipio recupere el céntrico espacio de la antigua estación. El edificio de la nueva estación se caracteriza por su marquesina plateada, ligeramente inclinada y sus pilares en forma de mástil, y permite el paso al mismo nivel entre los andenes.

La estación de Zabalburu, lo mismo que la de Autonomía, fue proyectada a partir de las sugerencias vecinales, ya que en un principio no formaba parte del proyecto original de la línea Sur. Esta estación es un modelo de encaje en un reducido espacio, construida sobre la propia trinchera y con el mínimo desplazamiento de vías.

Otras estaciones

La estación de Feve en Basurto se trasladará a la zona frente al Hospital Civil. Esta modificación permitirá mejorar las entradas a Bilbao, dentro de la operación Basurto-San Mamés-Olabeaga, y cubrir las vías en la zona, creando un bulevar según el mismo criterio ya realizado en Avenida del Ferrocarril, soterrando las infraestructuras ferroviarias pero poniéndolas al servicio de la ciudad.

Dentro de la remodelación de la línea de Feve se construirá también una estación en Elejabarri, que, junto con la de Basurto, mejorará el servicio ferroviario de la zona.