Operadores:  Noticia de actualidad


Se mejora la gestión de la eficiencia energética y se rentabilizan las superficies

La empresa Gamma Solutions ha recibido la cesión de las cubiertas del taller de trenes de alta velocidad de Fuencarral (Madrid) para la instalación de paneles fotovoltaicos.


Las cubiertas de los talleres de Renfe tendrán paneles solares
 
 
 

(09/12/2010) El proyecto está alineado con la estrategia de la operadora ferroviaria de desarrollar una mejor gestión energética. Tras esta adjudicación, la división de talleres de Renfe, Integria, prepara un nuevo pliego de condiciones técnicas para la cesión de cubiertas de unas veinte bases de mantenimiento repartidas por todo el territorio nacional. Estas bases se publicarán previsiblemente antes del próximo año.

La rentabilización de superficies de Renfe es la principal ventaja de este proyecto que revitaliza las instalaciones ferroviarias transformándolas en fuente de energías limpias.

Adjudicación

Tras la resolución del concurso y apertura de las ofertas técnicas y económicas, Renfe ha adjudicado, el pasado mes de noviembre, a la empresa Gamma Solutions la cesión de las cubiertas del taller de Fuencarral, que tiene una superficie aproximada de 18.965 metros cuadrados. Esta empresa se encargará de la instalación de paneles fotovoltaicos, la producción y posterior comercialización de energía eléctrica.

A partir de la fecha de adjudicación, Gamma dispone de siete meses para empezar a retribuir a Renfe de manera mensual por el alquiler de sus instalaciones. Por esta cesión, del total de la venta de producción mínima de energía prevista, que en el caso del taller de Fuencarral está prevista en aproximadamente 1.860.000 Kw anuales, Renfe va a obtener un ingreso fijo de 46.718 euros anuales y un canon del 50 por ciento del total de la producción variable (diferencia entre la producción real y la estimada) obtenida.

Antecedentes

Esta alternativa de negocio nace a mediados de 2008, a partir de los estudios internos de la propia organización, así como de la demanda manifestada por otras empresas. Por una parte, Renfe comienza a estudiar la posibilidad de optimizar y poner en valor sus activos e instalaciones, bajo criterios de sostenibilidad, eficiencia energética y productividad; al tiempo que diversas empresas, de tipologías diferentes, muestran su interés por explotar las cubiertas de los talleres de Renfe, para invertir en la producción de energía solar fotovoltaica.