Material:  Contenidos de la hemeroteca



El significativo aumento de pasajeros en las líneas de Metro de Valencia , determinó a FGV a incrementar la capacidad de transporte de las 18 unidades de la serie 3900, contratadas en 1993 y fabricadas en 1994 y 1995 por Gec Alsthom Transporte mediante la incorporación de un nuevo remolque intermedio a su composición de tres coches M-R-M.


(03/11/2001)  

NuevosEl contrato de proyecto, fabricación y suministro de los nuevos remolques fue firmado el pasado 14 de abril y preveía la entrega de la primera unidad en el mes de septiembre. Finalmente, la primera entrega su produjo en junio y la última está prevista para el presente mes de noviembre, lo que ha supuesto una cadencia de cuatro unidades mensuales.

La incorporación del nuevo coche intermedio supone un incremento de casi el treinta por ciento de la capacidad de las unidades, de 92 pasajeros sentados y 342 de pie, y el paso de una composición M-R-M a otro M-R-R-M, sin merma de las prestaciones y manteniendo la uniformidad entre vehículos y equipos.

Con la incorporación de los nuevos remolques fabricados por Alstom, se aumenta la capacidad de las unidades sin modificar sustancialmente las condiciones de explotación de modo que se mantendrán las velocidades comerciales de aproximadamente 37 kilómetros por hora en el tramo Rafelbunyol-Palmaret que se realiza en superficie y de unos 28 kms/h en el tramo subterráneo Palmaret-Alameda.

Los nuevos coches que ya circulan formando parte de los trenes de las líneas 3 y 5 de Metro Valencia, son iguales a los suministrados en el anterior proyecto, salvo por la eliminación de algunos equipos y por la incorporación de las modificaciones y mejoras realizadas en los coches existentes durante sus años de servicio.

Su longitud es de 14.500 milímetros que se suman a los 45.000 de las unidades de tres coches para formar las nuevas composiciones, junto con un pasillo de intercomunicación de 750 milímetros de modo que la unidad M-R-R-M tiene una longitud total de sesenta metros y.250 mm. La altura máxima de cada coche es de tres metros y 90 centímetros.
El empate del bogie es de 2.1900 milímetros, su diámetro de rueda de 860 mm y la disposición del bogie BB. Disponen en cada costado con tres puertas de 1´2 metros de paso libre y de 1,9 metros de altura.

Doble composición.

Las unidades 3.900 que desarrollan una velocidad de 80 kilómetros por hora, cuentan con ocho motores asíncronos trifásicos, lo que supone una potencia nominal de 1.312 kW, y altos niveles de aceleración y frenado, como corresponde a los servicios de metro. Cada tren dispone de sistema de ayuda a la conducción de velocidad prefijada y puede circular en doble composición de modo que con la incorporación de los nuevos remolques se pueden poner en servicio dobles unidades de ocho coches.

Las cajas de los vehículos son de acero inoxidable y la existencia de amplios pasillos de intercomunicación ofrecen un interior completamente diáfano a todo lo largo del tren, disposición que se mantiene con la incorporación de los nuevos coches intermedios. Las plazas para viajeros de movilidad reducida están situadas en los coches motores, concretamente junto a las dos puertas de acceso de que disponen en cada costado.

Los equipos de freno son Knorr y los de aire acondicionado de Stone Ibérica, mientras los convertidores estáticos de potencia y el sistema integrado de información la viajero y registro de cada tren, denominado Iris, es de Sepsa. En los coches motores, los bogies cuentan con dos motores de tracción, uno en cada eje y tanto la suspensión primaria como la secundaria son neumáticas.