Portada:  Noticia de actualidad


La prolongación supondrá tres nuevas estaciones y dará servicio a 32.000 viajeros cada día, el doble que en la actualidad

El Departamento de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalitat de Catalunya ha iniciado el proceso de licitación de las obras de arquitectura e instalaciones de la prolongación de la línea de Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya (FGC) del Vallès en Tarrasa.


Licitadas las obras de arquitectura e instalaciones de la prolongación de FGC en Tarrasa
 
Imagen virtual del vestíbulo del Intercambiador
 
 

(18/02/2010) Los trabajos comprenden el acondicionamiento de los interiores e instalaciones de las tres nuevas estaciones, del túnel y de las construcciones auxiliares. Así, las obras consistirán en la colocación de los revestimientos, el pavimento, el mobiliario y las redes eléctricas y de comunicaciones necesarias para la explotación del ferrocarril. Las obras supondrán una inversión de cerca de 61 millones de euros y tendrán un plazo de ejecución de 17 meses.

En la actualidad se encuentran en ejecución las obras para prolongar la línea del Vallès de FGC a lo largo del núcleo urbano de Tarrasa, lo que comprende 3,1 kilómetros nuevos de túnel y tres nuevas estaciones. En este sentido, a principios de febrero se ha completado el primero de los dos túneles desde el depósito de trenes de Can Roca hasta Tarrasa - Rambla, y hacia la primavera se empezará a instalar la vía. Además, una segunda tuneladora ha excavado más de dos kilómetros, y avanza en paralelo desde la futura estación de UPC-Vallparadís, también en dirección a la rambla de Egara, donde se prevé que llegue durante la primavera.

Al mismo tiempo, avanzan las obras para construir la estructura de las tres estaciones de esta prolongación (UPC-Vallparadís, Intercambiador FGC-Cercanías y Can Roca). También, en la estación existente de la rambla de Egara se está mejorando la evacuación y ventilación con la construcción de una nueva salida de emergencia y el recinto para la instalación de unos nuevos ventiladores.

En este marco se inicia la licitación de las obras de arquitectura y las instalaciones de la prolongación de la línea, por un importe de cerca de 61 millones de euros. Se espera adjudicar las obras esta primavera, con un plazo de ejecución de cerca de diecisiete meses.

Acondicionamiento de interiores

Los trabajos que ahora se licitan incluyen la adecuación de los interiores de las tres nuevas estaciones y el depósito de trenes de Can Roca, con la colocación de un pavimento en el suelo, y el revestimiento de las paredes, con paneles de resinas reforzadas con fibras de madera, colocados en vertical en tres colores: blanco y gris en todas, y otro color diferente en cada estación: azul, en UPC-Vallparadís, rojo, en el intercambiador, y lila en Can Roca.

También se utilizarán paneles de acero inoxidable para el revestimiento de otras paredes, como en las áreas cercanas a los ascensores, zonas de instalaciones o accesos a dependencias. Finalmente, se utilizará otro tipo de revestimiento para conseguir luminosidad a los espacios más oscuros.

Por otra parte, los trabajos incluyen la colocación de las instalaciones necesarias para la explotación del servicio, salvo la señalización, que ya se adjudicó el pasado mes de noviembre. De este modo, se montarán las redes eléctricas de distribución y de baja, la de comunicaciones, la de detección y extinción de incendios y la ventilación.

Además, incluye la instalación de las escaleras y ascensores en las estaciones, para que sean completamente accesibles a personas de movilidad reducida. El diseño de los bancos y demás mobiliario de las estaciones se integrarán plenamente con el resto de instalaciones.

La prolongación a Tarrasa

La prolongación de la línea de FGC en Tarrasa  facilitará el acceso a la red de Cercanías a núcleos y barrios en desarrollo y a otros puntos especialmente estratégicos, como Can Roca, el parque del Norte, el parque de Vallparadís, la UPC , el Museo Textil, la Cartuja, el conjunto monumental de San Pedro, la Mutua o el hospital de San Lázaro.

La actuación permitirá acercar la red de ferrocarril a la ciudad y mejorar notablemente la movilidad urbana y las comunicaciones con el centro de Barcelona y su área metropolitana. Se calcula que con la prolongación se dará servicio al doble de viajeros que ahora, aproximadamente 32.000 pasajeros al día.

Se prevé que el nuevo tramo de línea se ponga en funcionamiento durante el 2011. La inversión global para este proyecto es de 321 millones de euros.

width=746