Portada:  Contenidos de la hemeroteca



Después de que en la primavera de 1999 se suspendiera provisionalmente el servicio, el pasado 27 de enero volvió a funcionar el funicular del Valle de los Caídos que une la explanada junto a la basílica situada en la sierra madrileña de Guadarrama con la base de la cruz monumental.


(20/06/2006)   

EnEn el Valle de los Caídos, en el enclave de Cuelgamuros, en la sierra de Guadarrama funciona desde 1975 el funicular que enlaza el nivel del acceso y el aparcamiento de la Basílica de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, con la base de la monumental cruz del templo.

Este es uno de los once funiculares en funcionamiento en España (Ver VIA LIBRE nº 453), repartidos por las provincias de Barcelona (seis), Vizcaya (dos), Guipúzcoa (uno), Asturias (uno) y Madrid (uno).

Se trata de una línea, explotada por Patrimonio Nacional, de 281,41 metros de longitud entre estaciones que salva un desnivel de 124,65, con una pendiente máxima del 54,14 por ciento, mínima del 43,41 y media del 49,40.

La alineación, completamente en línea recta, sigue una grieta natural del montículo en el que apenas fue necesario desmontar, durante su construcción, en la zona de cruce. El recorrido de los dos coches por el plano inclinado es en vía única en cada mitad del recorrido, con un cruce en vía doble en el punto medio.

Los coches van sobre ruedas de acero con superficie de rodadura plana en el lado interior y con pestaña de guiado en el lado exterior. Las ruedas circulan sobre un carril tipo Vignole fijado con pinzas atornilladas a un casquillo que, a su vez, va empotrado en una viga corrida de hormigón.

El perfil longitudinal consta de tres rampas enlazadas con dos curvas circulares. La rampa del primer tramo es del 45,47 por ciento, la del segundo del 54,14 y la del tercero del 43.41. La primera curva circular es cóncava y de 458,6 metros de radio, y la segunda convexa de 276,59.

En La velocidad máxima de desplazamiento es de 3,5 metros por segundo y la duración mínima del recorrido es de 1,52 minutos y la capacidad teórica de transporte de la instalación, con parada mínima de un minuto está en trono a los 1.000 viajeros por hora. La aceleración es de 0,275 m/sg2 y la potencia del motor de arrastre de 150 CV.

El suministro de energía se realiza en baja tensión desde dos centros de transformación propiedad de Patrimonio Nacional, ubicados en ambas estaciones. Desde la superior se alimenta la sala de máquinas y la propia estación y desde la inferior los diferentes servicios de ésta.

La instalación está dotada de un dispositivo de tracción mediante cable, con cabeza fundida en alojamiento de palanca para frenado de emergencia, y dispositivo de freno oleoneumático por mordazas sobre el carril. Cuenta con captador de corriente mediante trole sobre el carril en las estaciones, equipo de telemando y equipo de alimentación interrumpida de 250 kVA, además de barandillas de seguridad en ambos costados del trazado de la vía.

En Los coches primitivos fueron construidos por TEA Doppehmayer y el motor por Indar. En 1987 se renovó la instalación con nuevos equipos de automatización y control, y el pasado 27 de enero de 2004, se culminaba su segunda modernización con la puesta en servicio del sistema tras su rehabilitación.

El proyecto de rehabilitación ha supuesto el desmontaje de las cajas primitivas y la rehabilitación de los bastidores, rodaduras y sistemas de freno y la construcción y montaje de dos nuevas cajas con nueva imagen exterior e interior, mayor superficie acristalada y nuevos pupitres de control y mando.

Asimismo, el proyecto implicaba la instalación de una nueva fuente de energía de reserva, la nivelación y acondicionamiento de la vía, la puesta a punto de los equipos mecánicos, eléctricos y electrónicos existentes, nuevos equipos para la explotación de las instalaciones y el mantenimiento integral de todo el conjunto.

Vehículos

Las nuevas cajas, construidas en octubre de 2003, tienen una longitud entre frentes de 6.054 milímetros, una anchura de 2.180 y una altura perpendicular al carril de 3.450, con un perfil inclinado del 44,52 por ciento de pendiente. La distancia entre ejes es de cuatro metros, el ancho de vía de 1,05 y el diámetro de rodadura de 550 milímetros. El peso del vehículo en vacío es de 5.045 kilos y el máximo en servicio de 8.020.

Los coches tienen una capacidad máxima de 40 pasajeros, si bien cuentan con nueve asientos abatibles- dos en el departamento inferior, cuatro en el medio y tres en el superior- que en caso de ser usados permiten ocupar cada vehículo con 28 viajeros, a los que hay que sumar el agente. Cada caja tiene tres departamentos, de los cuales los dos extremos tiene pupitre de conducción.

Las cajas están construidas con perfiles y chapas de aluminio, con aislamientos termoacústicos de polietileno, y el piso con paneles ignífugos forrados con pvc. Los revestimientos interiores son de resina de poliéster reforzada con fibra de vidrio. Los cristales laterales y el que constituye el techo de los vehículos son templados y tintados, y los frontales laminados, templados y serigrafiados.

En Las puertas de acceso -por ambos costados- a los departamentos son de una única hoja, deslizantes de accionamiento eléctrico por correa dentada de transmisión y detección de obstáculos, y controladas por un Plc. Una vez cerradas quedan enclavadas con un sistema de bloqueo electromecánico.

Los pupitres de control en las cabinas de conducción, departamentos superior e inferior, cuentan con mando local y telemando. Están situados en posición central Además, los vehículos están dotados de señalización exterior óptica y acústica, iluminación interior halógena y fluorescente, sistema de megafonía, ventilación y calefacción.

También cuentan con un convertidor estático para la carga de la batería, un inversor cc/ca para la ventilación en el trayecto, batería de acumuladores de 28 Ah con 20 elementos de níquel-cadmio.

Desde su reinauguración el funicular del Valle de los Caídos tiene un horario de servicio de 11 a 18,40 horas, con servicios cada veinte minutos en temporada alta y cada treinta en baja, que pueden aumentarse discrecionalmente si la afluencia de visitantes lo recomienda. El precio del viaje es de 2,5 euros para el ida y vuelta y de 1,5 para el sencillo –una senda permite el ascenso o el descenso de la base de la cruz- y existen máquinas automáticas de venta de billetes.

 

Los funiculares españoles

Nombre

Provincia

Fecha de
inauguración
Longitud
(metros)
Desnivel
(metros)
Pendiente
máxima
(%)
Tibidabo
Vallvidriera
Monte Igueldo
Archanda
Montserrat-Sant Joan
La Reineta
Gelida
Montjuic
Montserrat-Santa Cova
Valle de los Caídos
Bulnes
Barcelona
Barcelona
Guipúzcoa
Vizcaya
Barcelona
Vizcaya
Barcelona
Barcelona
Barcelona
Madrid
Asturias
1901
1906
1912
1915
1918
1924
1924
1928
1929
1975
2001
1.151,1
730.
312,5.
770,3
503.
1.179.
884.
758.
232
281,41.
2.227.
278,3
163.
151.
226,5.
248.
342,5.
110.
85.
118.
124,65.
402
28,5
28,9
57
44,9
65
35,9
22,2
18
56,5
53,29
18,19