Portada:  Noticia de actualidad


Culmina así la integración del ferrocarril en la capital andaluza

El 13 de junio entraron en servicio en Málaga la nueva estación subterránea de cercanías Victoria Kent y el túnel de ancho convencional hasta la estación de Málaga-María Zambrano. La conclusión de este proyecto, junto con la integración de la línea de alta velocidad, permite culminar la total integración del ferrocarril en la ciudad andaluza.


En servicio la nueva estación Cercanías y el túnel de ancho convencional en Málaga
 
 
 

(17/06/2009) Todos los trenes de ancho convencional con entrada o salida desde la estación de Málaga-María Zambrano utilizan desde el pasado sábado esta nueva infraestructura, que deja libre el espacio ocupado por las vías en superficie. Por su parte, la nueva estación subterránea Victoria Kent sustituye al apeadero provisional de San Andrés. Por el momento, todos los trenes de ancho convencional con entrada o salida a la ciudad de Málaga seguirán prestando servicio en los andenes de la estación de María Zambrano.

El túnel de ancho convencional, de las mismas características que el que discurre en paralelo para prestar servicio a las circulaciones de ancho internacional, dispone de doble vía, si bien por el momento su entrada en servicio se ha producido en vía única a la espera de la conclusión de una serie de trabajos restantes.

La nueva estación está situada a 1,6 kilómetros de la estación de Málaga-María Zambrano. El nuevo edificio, que da servicio a la red de Cercanías, dispone de un acceso a la barriada de San Andrés y otro próximo al recinto ferial de Málaga.

Túnel de integración ferroviaria

Buena parte del último tramo de acceso a la estación de Málaga-María Zambrano está constituido por un túnel artificial de 1.932 metros de longitud. Este túnel está dividido a su vez en dos, provistos de doble vía, capaces de canalizar el tráfico ferroviario de alta velocidad, así como el de la red convencional, que quedará integrado en el planeamiento urbanístico previsto.

A lo largo del túnel, construido entre pantallas, se establecen cuatro tipos de secciones:

-Tipo 1: Paso bajo la estructura de la A-7. Construido al abrigo de dos pantallas laterales y dos centrales y dividido en tres partes, están concluidos el túnel central y el del lado norte, por lo que sólo queda pendiente de realizar el túnel lado sur. Esta obra se iniciará tras el levante de las vías provisionales en superficie que han permitido hasta hoy la llegada de los trenes de ancho convencional a la estación de Málaga-María Zambrano.

-Tipo 2: Constituido por tres pantallas (una central y dos laterales).

-Tipo 3: Se localiza a la altura de la estación subterránea Victoria Kent y su sección, similar a la del tipo 2, se adapta a la estructura del apeadero.

-Tipo 4: Con el fin de adaptarse a la zona por la que discurre (depósitos de hidrocarburos), está conformado por dos pantallas laterales, ejecutadas a cielo abierto.

Estación Victoria Kent

La estación Victoria Kent, junto al barrio de San Andrés, da cobertura a las dos líneas de Cercanías existentes en Málaga, la C-1, hasta Fuengirola, y la C-2, hasta Álora.

Esta nueva estación subterránea responde a los requerimientos y condicionantes de su emplazamiento dentro de la red de Cercanías de Málaga, y se enmarca dentro de las obras de soterramiento del acceso de la línea de ancho convencional Córdoba-Málaga.

Victoria Kent ha sido diseñada como estación pasante compuesta por dos edificios-apeaderos, situados en los extremos de los andenes, con una superficie total de 3.160 metros cuadrados. La edificación consta de tres plantas: una a cota de andenes, de 360 metros cuadrados; otra como planta baja a cota de vestíbulo, de 1.800 metros cuadrados, y una planta primera de mil metros cuadrados.

Los dos edificios, que se encuentran a cota de calle, están separados entre sí por unos 160 metros, distancia coincidente con la longitud útil del andén, que dará servicio a las dos vías de ancho convencional: uno servirá de acceso a la zona de San Andrés y el otro a la zona próxima al recinto ferial de Málaga.

La comunicación desde la cota de calle con la planta del vestíbulo y la zona de andenes queda garantizada por medio de escaleras fijas, mecánicas y ascensores.

Cada edificio-apeadero se organiza en torno a dos volúmenes pétreos paralelos a las vías, separados entre sí. Ambos edificios albergan las dependencias inherentes a una estación ferroviaria (taquillas, locales comerciales, control, aseos y dependencias internas). La urbanización se completa con unas marquesinas que unen los dos apeaderos y proporcionan unidad al conjunto (ver noticia 25/05/2009).