Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com El Museo del Ferrocarril de Cataluña celebra el quincuagésimo aniversario del XIX Congreso Morop

Portada:  Noticia de actualidad


El Museo tuvo su origen en la exposición de locomotoras de vapor organizada el 13 de septiembre de 1972

El Museo del Ferrocarril de Cataluña abrió sus puertas en agosto de 1990 en el antiguo depósito de locomotoras de vapor de Vilanova i la Geltrú, unas edificaciones ferroviarias históricas a caballo entre el siglo XIX y comienzos del siglo XX, pero su origen se gestó a partir de la gran exposición de locomotoras organizada en septiembre de 1972, con motivo de la celebración del XIX Congreso de Modelistas Europeos del Ferrocarril, conocido popularmente con las siglas Morop.


El Museo del Ferrocarril de Cataluña celebra el quincuagésimo aniversario del XIX Congreso Morop
 
Fotografía del Archivo Histórico Ferroviario. Autor, Justo Arenillas.
 
 

(14/09/2022)  

Para celebrar el quincuagésimo aniversario del Congreso Morop, el Museo del Ferrocarril de Cataluña ha preparado diversas actividades, que se desarrollarán en dos jornadas especiales: una que tuvo lugar ayer 13 de septiembre, y otra que se celebrará  el domingo día 18.

El Congreso MOROP fue organizado por la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Barcelona, con la colaboración de Renfe, en el Palacio de Congresos y Exposiciones barcelonés, con asistencia de más de trescientos congresistas procedentes de dieciséis países. En el marco de este congreso, se organizó en el depósito de Vilanova una selección de ‘veinte locomotoras de vapor, tres eléctricas y tres locomotoras diésel, todas ellas de diversos tipos y años de construcción, más cinco coches de viajeros de dos y cuatro ejes de distintas fechas’ (Ver  numero de octubre de 1972 de la versión impresa de Vía Libre). Las locomotoras habían sido preservadas por Renfe para el futuro museo del ferrocarril.

Depósito de locomotoras de vapor

La elección de Vilanova se debió a la existencia de este antiguo depósito de locomotoras de vapor que había dejado de funcionar en 1967 y permitía disponer de un puente giratorio, depósitos de agua y una rotonda para guardar las máquinas. Estas instalaciones conocieron una gran actividad desde finales del siglo XIX hasta mediados del XX, y llegaron a trabajar en ellas más de novecientos profesionales. El ferrocarril marcó, sin duda, la historia contemporánea. de la ciudad.

Finalizado el Congreso Morop, los vehículos quedaron apartados y las edificaciones cerradas hasta 1980, año en que los diferentes organismos públicos (Renfe, la Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú) se interesaron en la creación de un museo ferroviario. Posteriormente, en 1992, la Fundación de los Ferrocarriles Españoles se hizo cargo de su equipamiento y gestión.

Colección

La colección del Museo incluye actualmente más de sesenta vehículos de todas las épocas, tecnologías y países, con un valor patrimonial extraordinario. En la colección se conservan veintiocho locomotoras de vapor, coches de viajeros, locomotoras diésel y eléctricas, además de otros vehículos históricos, como la composición completa del Tren del Centenario, réplica del primer tren que circuló en la Península en 1848, o el primer Talgo que recorrió las vías españolas.

El Museo ha evolucionado hasta convertirse en un activo de ocio experiencial, patrimonial, divulgativo, cultural y técnico y centro de referencia museológica en materia del ferrocarril en Cataluña.