Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com Segunda fase de la rehabilitación de la estación histórica de Almería

Portada:  Noticia de actualidad


Se centra en la consolidación estructural de la fachada Norte y en finalizar la restauración de la marquesina del andén principal

Adif ha iniciado, a través de la empresa Tragsa, la segunda fase de la rehabilitación de la estación histórica de Almería. Estos trabajos, que cuentan con plazo de ejecución de tres meses y un importe de 516.326 euros, se suman a la inversión de 1.725.867 euros destinada a las obras de la primera fase.


Segunda fase de la rehabilitación de la estación histórica de Almería
 
 
 

(08/09/2020)  

Esta segunda fase de obras responde a la aprobación de un nuevo proyecto para la consolidación estructural de la fachada Norte y la finalización de la restauración de la marquesina del andén principal.

Para llevar a cabo las obras de reparación de los daños de la estructura de la fachada Norte y poder frenar la patología existente, se deberán utilizar diversos elementos y el roblonado correspondiente, utilizando técnicas idénticas a las de origen. Además, se repararán los daños en pilares y vigas riostras.

Evolución de las obras

Las obras del proyecto constructivo de rehabilitación de fachadas, cubiertas y vestíbulo de la estación histórica de Almería fueron encomendadas a la empresa Tragsa por importe de 1.725.867 euros. Los trabajos comenzaron el 24 de enero de 2018, interviniéndose tanto en el edificio de viajeros como en la marquesina histórica de andenes.

Las principales actuaciones que se ejecutaron fueron la restauración de las fachadas de la estación, incluyendo carpinterías de madera y cerrajerías, la rehabilitación de las cortinas vidriadas, la reparación de cubiertas y de sistemas de evacuación de aguas y la restauración y puesta en valor del interior del vestíbulo.

Cuando estas actuaciones presentaban un grado de ejecución superior al 80 por ciento se detectaron fallos estructurales de calado en el edificio de viajeros que impedían el avance de las obras. Por ello, los trabajos fueron suspendidos en diciembre de 2019, y fue necesaria la redacción de un nuevo proyecto que incluyese la reparación de dichas patologías.

Las patologías no pudieron detectarse hasta que se descubrió la estructura metálica del módulo central. Tras la inspección visual, se encargaron ensayos de espesor de las chapas que conforman la estructura roblonada, obteniendo resultados desfavorables, que requerían de intervenciones no contempladas en la obra inicial y que sí se han recogido en esta segunda fase.

Cuando concluya esta última fase de las obras rehabilitado completamente esta singular edificación, mediante la reparación, limpieza y conservación del edificio de la antigua estación de Almería, a través de un conjunto de obras que son las más importantes realizadas en el mismo a lo largo de sus más de cien años de historia.