Portada:  Noticia de actualidad


El tramo subterráneo contará con tres estaciones y un presupuesto de ejecución de más de 25 millones de euros

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana, FGV, está ejecutando los primeros trabajos correspondientes a la construcción de la superestructura de vía, arquitectura y equipamiento del tramo subterráneo de la futura línea 10 de Metrovalencia, que unirá el centro de la ciudad con el barrio de Nazaret.


(19/05/2020)  

Las actuaciones previstas a lo largo del tramo subterráneo, en el que se encuentran las estaciones de Alicante, Russafa y Amado Granell, cuentan con un presupuesto superior a los 25 millones de euros.

En los últimos días FGV está realizando labores limpieza a presión de las pantallas y suelos, así como la reparación de las instalaciones existentes, de manera previa a los trabajos que permitirán acondicionar de manera definitiva el túnel y estaciones de este tramo.

Las actuaciones previstas en el tramo subterráneo incluyen la instalación de los aparatos de vía, drenaje y canalizaciones laterales para alta tensión, así como los trabajos de arquitectura de las tres estaciones que incluyen albañilería, acabados, pavimentos, revestimientos verticales, mobiliario, etcétera.

Además, se han incluido en este proyecto las instalaciones eléctricas y alumbrado, mecánicas, fontanería y saneamiento, ventilación, protección contra incendios, comunicaciones, medios de elevación (escaleras mecánicas y ascensores), señalización y mobiliario. También está prevista la urbanización de las áreas afectadas por la obra y, en particular, de los accesos a las estaciones y su entorno.

El proyecto de construcción del conjunto de esta línea cuenta con un presupuesto de 50 millones de euros y está cofinanciado por la Unión Europea, a través del programa operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de la Comunitat Valenciana 2014-2020.

Futura línea 10

Una vez completada, permitirá unir el centro de Valencia con la zona de la Ciudad de las Artes y las Ciencias y el barrio de Nazaret, ampliando de manera muy considerable la oferta de transporte de la red de Metrovalencia y favoreciendo la implantación de un modelo de movilidad sostenible en el conjunto de la ciudad y su área metropolitana.

Las primeras obras de esta infraestructura comenzaron en el año 2006 y se paralizaron en 2011, por falta de presupuesto, después de invertir alrededor de 200 millones de euros. Tras años de abandono, en junio de 2017 la Generalitat anunció el reinicio de estas obras, con financiación de la Unión Europea.

La línea 10 combina tramos subterráneos y en superficie, con un recorrido de 5,3 kilómetros y ocho estaciones y paradas, tres subterráneas y cinco en superficie. De esta forma, los ciudadanos disponen de unos tres kilómetros de plataforma tranviaria ahora disponible para el uso peatonal y ciclista.

Últimas actuaciones

Como parte de las actuaciones previstas por de cara a la puesta en marcha de la línea 10, el pasado mes de febrero se completaron las obras de construcción de la rampa que conecta los tramos subterráneo y en superficie a la altura de la avenida Amado Granell y que ha incluido también la construcción de la parada en superficie de Hermanos Maristas.

A su vez, la semana pasada se retomó el proceso de licitación de las actuaciones pendientes que se había paralizado por la declaración del estado de alarma. La primera de estas actuaciones incluye la instalación de los sistemas de señalización, comunicación y seguridad de la línea, presupuestada inicialmente en 7,1 millones de euros.

El otro contrato afecta a las obras de adecuación del tramo en superficie que comprende la urbanización y equipamiento de las paradas y del alumbrado del tramo ya ejecutado, así como de la construcción de los talleres o depósitos provisionales en Nazaret. Esta última licitación asciende a 8 millones de euros.