Portada:  Noticia de actualidad


Trata de estructurar los servicios en todos los núcleos para ofrecer una oferta de transporte segura y coordinada ante el incremento de viajeros que se producirá con la desescalada

La paulatina implantación de las diferentes fases de desescalada que se están viviendo estos días plantea un importante reto desde el punto de vista de la movilidad, por lo que Renfe trabaja en un Plan de Transición para una nueva normalidad, segura y responsable, que estructure los servicios de todos los núcleos de Cercanías.


Renfe trabaja en un Plan de Transición para los servicios de Cercanías
 
 
 

(13/05/2020)  

Al incremento exponencial en la demanda de transporte que se va a producir a medida que se avance en las fases de desescalada, se une la necesidad de instaurar una serie de medidas excepcionales de seguridad que afectan a la capacidad que pueden ofrecer los trenes.

En este sentido, los nuevos requerimientos sanitarios como consecuencia de la crisis del Covid-19, en particular la necesidad de mantener una distancia social adecuada, tienen una incidencia muy importante en la capacidad de transporte. Concretamente, la Orden TMA 384/2020, de 3 de mayo, ha establecido como referencia la ocupación de la mitad de las plazas sentadas disponibles y de dos viajeros por cada metro cuadrado, lo que supone que la capacidad de los servicios de Cercanías queda reducida al 50 por ciento de su capacidad máxima.

Para hacer frente a este reto, Renfe trabaja en un Plan que estructure los servicios de todos los núcleos de Cercanías para ofrecer, en la medida de lo posible, una oferta de transporte segura y coordinada, al servicio de las necesidades de la sociedad.

Plan de transición hacia una nueva movilidad: principales medidas

En este contexto, se ha constituido un grupo de trabajo específico formado por responsables de Renfe y Adif, con la coordinación del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que está trabajando en un Plan de Transición para una nueva normalidad en los servicios ferroviarios ante la desescalada.

Este grupo de trabajo, que ha definido un conjunto de medidas para reforzar la protección de los viajeros, está en continua evolución para ofrecer posibles soluciones a las necesidades que van surgiendo en los diferentes escenarios. Algunas de las medidas iniciales en las que se está trabajando son las siguientes:

- Plan de incremento de la oferta de servicios de Cercanías. Elaboración de un plan de transporte para recuperar la oferta de Cercanías paulatinamente, conforme avanzan las fases de desescalada.

- Reordenación de servicios y refuerzo de líneas con otros modos de transporte. Se ha llevado a cabo un análisis de los diferentes núcleos de Cercanías para prever posibles problemas de capacidad y, en base a dicho análisis, se han establecido una serie de medidas de reordenación del servicio. Planificación de posibles alternativas de transporte de refuerzo.

- Medidas en trenes y estaciones:

- Reforzar el personal de intervención y de vigilantes a bordo y en las estaciones.

- Instrucciones específicas para los vigilantes de seguridad.

- Protocolos de actuación conjunto con Adif ante casos de aglomeraciones.

- Señalización en trenes y estaciones para recordar y facilitar el distanciamiento social.

- Realización de un estudio para optimizar y reordenar los flujos de viajeros.

- Planes y medidas específicas para las grandes estaciones e intercambiadores.

- Estudio sobre el impacto de las obras previstas que afectan al servicio de Cercanías. Se están coordinando las obras planificadas en las próximas semanas para evitar que generen aglomeraciones.

- Campaña de comunicación. Se ha lanzado una campaña de comunicación dirigida a concienciar a los viajeros para respetar la distancia social y cumplir con las nuevas normativas en el uso del transporte público.

- Control de accesos en estaciones. Se están estudiando diferentes alternativas para analizar y controlar el acceso a las estaciones.

- Medidas de refuerzo de la protección de los usuarios. Destacan el uso obligatorio de mascarillas para viajeros y personal de Renfe y Adif, la instalación de dispensadores de hidrogel y las operaciones extra de limpieza y desinfección diarias.