Infraestructuras:  Noticia de actualidad


Adif está reprogramando el cronograma de las obras para poder cumplir con la previsión de restablecer el tráfico ferroviario entre Malgrat y Blanes a finales de año

Ante los condicionantes derivados de la actual situación de alarma sanitaria, Adif está reprogramando el cronograma de las obras con el fin de cumplir con la previsión de restablecer el tráfico ferroviario entre Malgrat y Blanes a finales de año. En este sentido, está avanzando en los trabajos de reconstrucción del puente sobre el río Tordera, en la línea de ancho convencional Barcelona-Mataro-Maçanet, una de cuyas las pilas se desmoronó por el aumento repentino del caudal del río generado por las fuertes lluvias causadas por el paso de la borrasca Gloria el pasado mes de enero. Además, Adif está actuando en otros puntos de la línea, también afectados por el mismo temporal.


Avanza la reconstrucción del puente sobre el río Tordera, en la línea Barcelona-Mataró-Maçanet
 
 
 

(29/04/2020)  

El derrumbe de una de las pilas del puente sobre el río Tordera provocado por el aumento repentino del caudal del río a causa de las fuertes precipitaciones acumuladas en pocos días, con cantidades cercanas a los 200 litros/m2, fue la principal afectación a la infraestructura ferroviaria en Cataluña por el paso de la borrasca Gloria el pasado mes de enero.

Ante los condicionantes derivados de la actual situación de alarma sanitaria, además de un episodio de intensas lluvias en los últimos días que han vuelto a elevar el nivel de las aguas y por la propia complejidad de la actuación, Adif está reprogramando el cronograma de ejecución de los trabajos con el fin de cumplir con la previsión de restablecer el tráfico ferroviario entre Malgrat y Blanes a finales de año. Para ello, está movilizando todos los recursos económicos, técnicos y humanos disponibles.

Las precipitaciones asociadas a la borrasca Gloria causaron un significativo aumento del caudal del río Tordera, que alcanzó valores superiores a 400 m3/s, lo que provocó el colapso de una de las catorce pilas del puente, de 202 metros de longitud y situado a dos kilómetros de la desembocadura del río. Esta pila fue arrastrada por la corriente junto a los dos vanos que se apoyaban sobre ella.

Una vez analizados los daños y evaluada la mejor opción técnica, la solución adoptada por Adif consistirá en la construcción de una nueva estructura de 221,3 metros de longitud, repartidos en cinco vanos con luces de entre 33,15 y 51 metros y 7,3 metros de anchura útil del tablero. El presupuesto destinado a este proyecto supera los 8,6 millones de euros.

Trabajos ejecutados y en ejecución

Los trabajos se reanudaron el pasado 14 de abril, tras la suspensión debida a la crisis del Covid-19. Hasta ese momento se habían ejecutado la demolición y desescombrado de la estructura antigua y la instalación de una planta para el aprovechamiento de los materiales provenientes del puente demolido. También se habían desviado las instalaciones y canalizaciones ferroviarias, mediante la ejecución de una línea aérea provisional que cruza el cauce del río Tordera.

Ahora las obras se están centrando en tareas de cimentación que, dadas las características geotécnicas de la zona del cauce, requieren de una cimentación profunda mediante pilas-pilote de hasta 45 metros de profundidad. Durante estos días se han realizado tareas de montaje del ferrallado de la cimentación y la excavación y hormigonado de dos pilas-pilotes.

Posteriormente, una vez finalizada la cimentación, se ejecutarán los estribos para proseguir con el montaje de la cimbra del tablero.

Otras actuaciones en la línea Barcelona-Mataró-Maçanet

Además, Adif está desarrollando un conjunto de actuaciones de adecuación y tratamiento de las instalaciones ferroviarias en otros puntos de la línea, que también resultaron gravemente dañados por las consecuencias de la borrasca Gloria, en especial en los municipios de Sant Pol de Mar y Malgrat de Mar. Estos trabajos no afectan al tráfico ferroviario.

En Sant Pol de Mar, los principales efectos fueron la colmatación de algunas obras de drenaje y la acumulación de arena de playa encima de la vía. Por ello, se están limpiando y descolmatando los colectores afectados, que también se van a alargar y se colocará piedra de escollera encima para dar continuidad a la ya existente, protegiendo así la vía en futuros episodios de temporal.

Por otra parte, se está trabajando en la renovación de la vía que resultó dañada y en la ejecución de un muro de protección de la infraestructura a la altura de la playa de la Murtra.

En el trazado entre Malgrat de Mar y Blanes, los efectos del temporal provocaron la desaparición de la plataforma ferroviaria —quedando la vía en suspensión—, la caída de postes de catenaria y afectaciones a señales y cables de instalaciones, para lo cual ha sido necesario reconstruir la plataforma y protegerla mediante piedras de escollera y reponer los sistemas dañados.

Finalmente, se continúa trabajando entre Mataró y Cabrera de Mar en los trabajos de protección de la plataforma a través del proyecto de escollera.