Empresas:  Noticia de actualidad


Propuestas para reducir los daños en el tejido industrial

La Asociación Ferroviaria Española, Mafex, ha emitido una nota “El impacto del Coronavirus en la industria ferroviaria española”, en la que manifiesta su postura ante la situación provocada por la extensión en España de la pandemia.


(14/04/2020)  

La Asociación expresa en su nota la preocupación y la incertidumbre de la industria ferroviaria por el impacto de coronavirus, el confinamiento de la población que ha derivado en la paralización de facto de casi toda actividad económica e industrial, y la posterior limitación de la actividad a sectores esenciales -primario, sanidad, distribución de alimentos, que comenzó a levantarse ayer lunes.

La nota recoge esas inquietudes y alerta del daño que puede sufrir el tejido industrial y las personas que en él trabajan, si no se toman las medidas adecuadas para evitarlo.

Paralización

Según Mafex, el confinamiento de la población y la limitación de la actividad a sectores esenciales ha supuesto que la industria ferroviaria, para garantizar la salud de sus empleados, haya tomado medidas como el teletrabajo, aplicado al 80% de su fuerza laboral, e implantado los correspondientes protocolos de higiene y seguridad en sus unidades productivas, cerradas ya desde el 30 de marzo.

Otras medidas tomadas por las Administraciones Públicas, como la paralización de procesos de contratación y la ejecución de proyectos, están siendo muy perjudiciales para el sector y generando mayor incertidumbre, al no poder dimensionarse de manera clara su duración.

Propuestas

Mafex, plantea en su nota la necesidad de una interlocución directa y coordinada a todos los niveles –Gobierno, Sindicatos, Asociaciones Sectoriales y Patronal- y solicitar a las diversas instituciones comunitarias que fomenten la inversión en infraestructuras e I+D ferroviarios, lo que teniendo en cuenta que la Comisión Europea ha propuesto que 2021 sea el Año del Ferrocarril, cobra más sentido.

Asimismo, solicita la no paralización de licitaciones públicas, contrataciones en curso ni proyectos en ejecución. Una vez superadas las semanas de parón y siguiendo el ejemplo de otros países, Mafex solicita que no sólo se aceleren dichos procedimientos y contratos, sino que se adelanten a este ejercicio las inversiones previstas para otros posteriores, con la idea no solo de volver a la normalidad cuanto antes, sino de causar el menor perjuicio económico a las empresas afectadas para que puedan reponerse de esta debacle lo antes posible.

Otra de las propuestas es el adelanto de cobros y aplazamiento de pagos, indispensables para la supervivencia del tejido empresarial, y en especial de las Pymes que suponen el 60 por ciento de los socios de Mafex. El aplazamiento, no condonación, de pagos de las correspondientes obligaciones y deudas con la Seguridad Social, Agencia Tributaria, Haciendas Forales, etcétera sería una medida efectiva, mucho más si viene acompañada de la movilización de las Administraciones Publicas para agilizar pagos pendientes como los derivados de cualquier relación contractual con la industria. Todo ello permitiría, en estos momentos críticos es clave mantener la liquidez financiera de las empresas.

También propone la Asociación la no aplicación de cláusulas de penalización por incumplimiento de plazos de entrega y la posibilidad de renegociación de contratos, principalmente con clientes de terceros países. Mafex traslada al Gobierno la necesidad de certificados oficiales que acrediten fuerza mayor y que permita a las empresas alegar dicha circunstancia para justificar cualquier retraso derivado de las limitaciones a la producción.

La nota también propone la adopción de medidas para frenar el aumento del paro y la pérdida del talento que la crisis sanitaria y su correlato de deterioro económico pueden generar.

Por último, la Mafex transmite su preocupación por las restricciones a las exportaciones y las inversiones, el cierre total o parcial de fronteras y los efectos negativos de estas medidas proteccionistas en el normal funcionamiento de las cadenas de suministro globales y regionales, y por el nuevo escenario económico que resulte del bloqueo actual.

Conclusiones

En su nota Mafex subraya su respeto por las medidas de apoyo económico en las que el Gobierno está trabajando y que se suman al Plan de Choque Económico iniciado el día 10 de marzo, y solicita el mayor de los esfuerzos políticos en la elaboración y coordinación de acciones que protejan la economía y el tejido empresarial/industrial del sector, para evitar un retroceso.

Para ello, una vez superada la crisis sanitaria, demanda especial atención al restablecimiento del empleo y la adopción de medidas y ayudas orientadas a paliar los daños económicos en las empresas. Y todo ello en un contexto de urgencia en la tramitación de procedimientos y reducción de la burocracia para conseguir la agilidad necesaria que evite dilaciones y que empeore el contexto financiero de las empresas.

Mafex concluye que el sector ferroviario que debe su éxito mundial a la inversión en el mercado nacional,  necesita que se retomen con la máxima celeridad los planes de inversión en infraestructuras ferroviarias para contribuir a que el sector vuelva a la senda del desarrollo y la creación de empleo, e intentar minimizar el impacto de la crisis.

Además, considera indispensable rediseñar la estrategia de internacionalización del Gobierno, principalmente con la creación de instrumentos financieros de apoyo a la internacionalización y la promoción de la competitividad del sector. Lo que solo puede lograrse desde la estrecha colaboración de todos los organismos públicos involucrados (Ministerios de Economía, Hacienda. Exteriores, ICO, etcétera) y la industria.

La nota destaca también que las actividades de promoción exterior están totalmente paralizadas, con la incertidumbre de si se podrán retomar en el medio plazo, y que la crisis actual en ningún momento debe servir como excusa para reducir la apuesta gubernamental y sectorial por la Innovación.