Portada:  Noticia de actualidad


El organismo internacional ha escrito una carta abierta a las instituciones europeas

La Unión Internacional del Transporte Público, UITP, ha pedido en carta abierta a la Comisión Europea, el Consejo Europeo y el Parlamento Europeo que garanticen la continuidad básica y la supervivencia del transporte público y de los servicios de movilidad local durante la crisis sanitaria del Covid-19.


La UITP pide a las instituciones europeas garantizar el transporte público durante la crisis sanitaria
 
 
 

(02/04/2020)  

La UITP, la Organización Mundial del Transporte por Carretera, IRU; la red de ciudades y regiones europeas para la innovación en transporte, Polis; la red de las principales ciudades europeas, Eurocities y la Comunidad Europea del Ferrocarril, CER, son las asociaciones que han ofrecido su absoluta colaboración con la situación y cerrado filas para pedir a Europa que mantenga activos los servicios de transporte público y, además, que preste apoyo constante a los servicios de movilidad local indispensables para que los trabajadores que son clave en los sectores vitales de la sociedad, puedan seguir disponiendo de la movilidad necesaria para desplazarse. 

Para garantizar esta continuidad, en una crisis sanitaria sin precedentes, las autoridades competentes deben garantizar la disponibilidad de los equipos y productos médicos relevantes para el transporte público y los operadores de movilidad local para proteger la salud y la seguridad de sus empleados y viajeros.

En este sentido, las partes interesadas en el transporte público y la movilidad local han implementado un conjunto de medidas preventivas, comparten información de forma constante y señalan que, para ser más eficaz, es necesario el apoyo de los Estados miembros y de las instituciones europeas.

Mejores prácticas

Las organizaciones comprometidas con esta carta abierta han establecido siete recomendaciones de mejores prácticas para proteger tanto al personal como a los pasajeros y para mantener en funcionamiento los sistemas de tránsito.

- Asegurarse de que todos los trabajadores reciben la información más reciente y precisa sobre Covid-19, incluidas las formas de limitar y evitar el contagio.

- Proporcionar al personal, especialmente a los conductores, productos de desinfección de manos y otros medios apropiados.

- Limpieza y desinfección periódica y en profundidad de vehículos de transporte y elementos con los que entran en contacto los usuarios del transporte. 

- Limitar las interacciones de los conductores con los pasajeros. 

- Adaptar el nivel de servicio de acuerdo con la reducción de la demanda de viajes según los procedimientos comerciales regulares y las decisiones tomadas por las autoridades públicas.

-Proporcionar servicios específicos al personal de atención médica y a cualquier otra categoría de personal que pertenezca a servicios esenciales.

-Liberar temporalmente del servicio activo a los miembros del personal con mayor riesgo de infección.

Además, las asociaciones firmantes destacan que es imposible evaluar el impacto económico y financiero de la pandemia en el sector de la movilidad urbana y local y que, para minimizar lo más posible los efectos adversos, es y será necesario tomar medidas excepcionales con gran celeridad.

En ese sentido, los firmantes aseguran que tanto ahora como cuando la pandemia empiece a remitir, el transporte público y los servicios locales de movilidad pueden jugar un papel aún más importante en la revitalización de la economía europea.