Infraestructuras:  Noticia de actualidad


El nuevo CRC será pionero en gestionar el tráfico de tres redes distintas —alta velocidad, convencional y de ancho métrico—, que suman más de 1.200 kilómetros

Adif ha aprobado la adjudicación a la empresa Inge Video del contrato de suministro, instalación y mantenimiento del videomuro para el nuevo Centro de Regulación de Circulación (CRC) Multi-Red que se implantará en el llamado edificio CRC de León.


Adjudicada la instalación y mantenimiento del videomuro del nuevo CRC multi-red de León
 
 
 

(10/03/2020) El contrato, que ha sido adjudicado por 434.305 euros, comprende el suministro del videowall, su instalación y su mantenimiento por un periodo de ocho años.

El equipo que suministrará la empresa adjudicataria presentará las siguientes características:

- Panel de videowall con una anchura de 24,7 metros y una altura de 1,74 metros.

- Controladoras independientes para la representación de imágenes de circulación y telemando de energía.

- Cableado entre controladoras y retroproyectores de videowall e integración de los retroproyectores con las controladoras.

- Instalación, pruebas y puesta en servicio de los retroproyectores.

- Instalación de panelado, chasis y estructura de sujeción para alojar los retroproyectores.

- Integración y adaptación del panelado a los muros existentes en la sala del CRC.

- Mantenimiento durante un periodo de ocho años.

- Formación a los usuarios.

Centro de Regulación de Circulación Multi-Red

Adif implantará en León su primer Centro de Regulación de Circulación (CRC) Multi-Red, una instalación pionera en la gestión del tráfico ferroviario de hasta tres redes distintas: alta velocidad, convencional y de ancho métrico.

Las instalaciones del CRC Multi-Red de León contarán con una sala de control de 371,43 m2, un espacio totalmente diáfano y en doble altura, sobre la que se sitúa una sala de crisis de 49,80 m2, todo ello complementado con oficinas y cuartos técnicos.

Está previsto que el nuevo CRC entre en servicio este año y gestionará, en el futuro, el tráfico en más de 1.200 kilómetros de tres redes distintas. Así, en lo que respecta a alta velocidad, gestionará los 190 kilómetros de la línea Palencia-León-Campomanes (Asturias).

En cuanto a la red convencional, serán 906 los kilómetros gestionados desde el CRC, correspondientes a la suma de las líneas Palencia-León, León-Monforte de Lemos (Lugo), Medina del Campo (Valladolid)-Salamanca-Vilar Formoso (Portugal), Medina del Campo-Puebla de Sanabria (Zamora) y Ávila-Salamanca.

Por último, en los que se refiere a la red de ancho métrico, gestionará los 108 kilómetros de la línea León-Guardo (Palencia).

Al nuevo CRC se trasladarán las actuales instalaciones del Control de Tráfico Centralizado (CTC) de León, ubicadas en la planta primera de la estación histórica, que en la actualidad gestionan el tráfico ferroviario en la zona noroeste de la red convencional.

Con la nueva instalación, se gestionarán desde León 298 kilómetros adicionales de red, un 33 por ciento más que en la actualidad, que corresponden a los 190 kilómetros de alta velocidad entre Palencia, León y Campomanes —incluyendo los túneles de Pajares— y los 108 de la red de ancho métrico entre León y Guardo.

Actualmente, la línea de alta velocidad Palencia-León se controla desde el CRC de Madrid-Atocha, mientras que la León-Guardo de ancho métrico se gestiona desde el CRC de Bilbao.

Beneficios del nuevo CRC

Las principales ventajas de la instalación proyectada son la modernización de instalaciones, con mayor calidad de los puestos de trabajo operativos, la implantación de nuevas soluciones de telemando más eficientes, la progresión en la integración de redes, un mejor aprovechamiento del edificio del CRC, destinándolo al uso para el que fue diseñado y el reequilibrio de cargas de trabajo entre subdirecciones regionales de circulación, entre otras.