Portada:  Noticia de actualidad


Por daños materiales y al servicio que se presta

Un juzgado penal de Barcelona ha condenado a una pena de prisión, multa y dos años de alejamiento a un grafitero por realizar pintadas en tres coches un tren de la línea 4 e de Metro de Barcelona en 2016.


(28/02/2020)  

La sentencia califica de “delito de daños en bienes de uso público o comunal” las pintadas y condena al autor un año y cuatro meses de prisión, con inhabilitación para el sufragio pasivo, a una multa de trece meses con cuota diaria de seis euros, prohíbe su acceso al transporte público de Barcelona durante dos años, “para impedir la reiteración delictiva”, y a una indemnización a Metro de Barcelona.

Los daños por los hechos condenados fueron valorados por TMB en 2.121,35 euros, en concepto de limpieza y substitución de piezas de puertas y ventanas, cantidad que el vándalo deberá pagar como indemnización.

La sentencia contempla el delito de daños previsto en el Código Penal para las pintadas en trenes, una de las propuestas de los operadores ferroviarios para frenar este tipo de vandalismo que no solo implica la limpieza del bien dañado sino también un deterioro y un perjuicio para el servicio público de transporte ferroviario.

Campaña global “Basta de Vandalismo”. (Ver noticia)

Perjuicios materiales

La sentencia señala que el carácter corrosivo de las pinturas obliga a rebajar la capa de pintura de los vehículos afectados, lo que disminuye la protección de las cajas y exige un repintado íntegro. Para eliminar las pintadas es necesario utilizar disolventes que también afectan a la chapa metálica y las piezas de otros materiales y tienen un impacto ambiental al ser residuos tóxicos.

Además, los daños no solo son materiales en el coche, si no que afecta “al servicio que se presta (…) ya que durante el proceso de restauración quedan fuera de la circulación”.

La sentencia reconoce también el valor de prueba de las imágenes del sistema de videovigilancia para a la identificación del autor de las pintadas, junto a su firma.

Daños en Metro de Barcelona

El Metro de Barcelona registra una media diaria de cuatro intentos de intrusión. En 2019, un total de 626 tuvieron éxito, el 12 por ciento más que en 2018. Como consecuencia, 1.444 coches fueron vandalizados con 41.734 metros cuadrados de pintadas.

El impacto económico de estos actos se resume en 1,5 millones de euros para limpieza de trenes, que ascienden a 4 millones con lo gastado en vigilancia específica, reparación y substitución de cámaras de seguridad, reparación o sustitución de pieza, repintado de trenes y perjuicios ambientales, además los costes por actuaciones judiciales y la pérdida de ingresos por las afectaciones al servicio.

En 2019, TMB presentó 127 denuncias penales y 103 administrativas por intrusión en instalaciones ferroviarias y otras infracciones.