Portada:  Noticia de actualidad


Por 25 millones de euros, el contrato suministrará las escaleras mecánicas y los ascensores de las dos estaciones, entre otros elementos

La Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía ha propuesto la adjudicación del contrato de obra de las instalaciones y arquitectura de estaciones para el trazado del Metro de Málaga entre Renfe/El Perchel y Atarazanas, que se encuentra actualmente en fase de ejecución de la infraestructura, al consorcio integrado por las empresas Acciona y Sando, cuya oferta establece un presupuesto de cerca 25 millones de euros (24.907.269 euros), y un plazo de ejecución de veinte meses.


Adjudicadas las obras de instalaciones y arquitectura del Metro de Málaga
 
 
 

(18/02/2020)  

Esta actuación abarca los tramos que discurren desde la estación El Perchel-María Zambrano, donde concluye actualmente el trazado de las líneas 1 y 2, hasta la estación de Atarazanas, que suman un kilómetro de longitud y dos estaciones, denominadas Guadalmedina y Atarazanas. El alcance del contrato incluye el suministro e implantación de los equipamientos imprescindibles para dotar a ambos tramos de los sistemas de electrificación y comunicaciones, así como la protección contra incendios y drenaje y los acabados arquitectónicos de ambas estaciones.

Igualmente, también se incluyen todos los elementos necesarios para su explotación, como escaleras mecánicas, pedestres, ascensores, bocas de metro, teleindicadores, máquinas de validación y máquinas de autoventa y recarga de títulos de viaje.

Estos sistemas de comunicaciones, energía e información al viajero constituyen las actividades que suceden a la ejecución de la infraestructura —túneles, estaciones y urbanización— y son imprescindibles para la óptima explotación comercial del suburbano.

Alcance del contrato

El nuevo contrato incluye, en el ámbito de la arquitectura de las estaciones, la instalación de las escaleras mecánicas y pedestres y de los ascensores, así como los revestimientos y terminaciones del interior de las ambas estaciones, mobiliario, equipamientos integrados y los edículos. La estación de Guadalmedina constará de tres accesos o bocas de metro, mientras que la de Atarazanas dispondrá de una.

Además, el adjudicatario tendrá que ejecutar todos los equipamientos relativos al suministro eléctrico y la electrificación, los equipos para la ventilación tanto del túnel como de las estaciones, los detectores y equipos de extracción para la protección contra incendios y la red de drenaje y bombeo.

Asimismo, tendrá que acometer la sala de control local de ambas estaciones para su conexión con el puesto de control central, desde donde se supervisa y gestiona en tiempo real la explotación del suburbano, la red de comunicaciones wifi y de radiofrecuencia digital, así como las máquinas de billetaje, los tornos de validación, megafonía, teleindicadores, el circuito cerrado de video vigilancia, y resto de sistemas auxiliares.