Operadores:  Noticia de actualidad


Las tres estaciones subterráneas ya disponían de este equipamiento

La Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía ha recibido ocho ofertas para el contrato de suministro e instalación de veinticuatro nuevos desfibriladores que se colocarán en las veintitrés paradas en superficie y en el edificio de Talleres y Cocheras del Metro de Granada. Las tres estaciones subterráneas ya disponían de este equipamiento, que permite poder actuar ante una posible parada cardiorespiratoria.


Las paradas en superficie del Metro de Granada contarán también con desfibriladores
 
 
 

(11/02/2020)  

El concurso salió a licitación por 109.408 euros y será adjudicado una vez concluido el periodo de evaluación de las ofertas presentadas. Con este nuevo contrato, todas las paradas y estaciones de metro contarán con desfibriladores externos automáticos, lo que va a posibilitar que una parte importante de la población servida que vive a menos de 500 metros de las paradas y estaciones de metro se encuentre en una zona cardioprotegida.

Esta actuación se suma a otras las mejoras del servicio recientemente implementadas, como la apertura del nuevo punto de información de Albolote, la ampliación de los horarios del fin de semana para adaptarse a la salida de los primeros trenes AVE de Granada o los contratos de mantenimiento correctivo del material móvil, así como la reciente adjudicación de la actualización del software del sistema de billetaje del metro para posibilitar el pago con tarjeta bancaria.

Nuevos desfibriladores

Los nuevos desfibriladores se instalarán en lugares visibles de las paradas de metro, junto a las máquinas expendedoras, y convertirán la línea de transportes, que ya cuenta con desfibriladores en las tres estaciones soterradas de Camino de Ronda/Avenida de América, en una zona cardioprotegida.

Los volúmenes de viajeros estimados para los primeros años de la explotación del metro ya determinaron la necesidad de disponer de desfibriladores en las instalaciones con mayor afluencia de usuarios, como son las estaciones de Méndez Núñez y Recogidas. El crecimiento de la demanda en las veintitrés paradas en superficie justifica esta nueva contratación, que incluye la formación del personal del metro en el uso de los dispositivos y su mantenimiento durante un periodo de cuatro años. 

Entre los espacios que están obligados a disponer de un desfibrilador, la normativa incluye las estaciones de metro con una afluencia media igual o superior a las 5.000 personas. Teniendo en cuenta el incremento progresivo usuarios que está registrando el metro granadino, se ha decidido instalar los desfibriladores en todas las paradas en superficie.