Portada:  Noticia de actualidad


Entre la tarde de hoy y primera hora del lunes se llevará a cabo el enlace en vía doble de la nueva variante con la línea existente

Entre las 19.00 horas de hoy viernes, 10 de enero, y las 06.00 horas del lunes, 13 de enero, Adif ejecutará las últimas actuaciones en la infraestructura para la puesta en servicio de la nueva variante Vandellós-Tarragona del Corredor Mediterráneo, que permitirá la conexión del Corredor Mediterráneo con la línea de alta velocidad Madrid–Barcelona–Francia por la estación de Camp de Tarragona, y con la de ancho convencional Reus-Tarragona a través del Nudo de Vilaseca.


Últimas actuaciones en la infraestructura para la puesta en servicio el lunes de la variante Vandellós-Tarragona
 
 
 

(10/01/2020)  

Estas operaciones consistirán en el enlace de la nueva variante con las vías generales existentes en una longitud aproximada de tres kilómetros, entre los puntos kilométricos 218/810 y 221/710, duplicando la vía en este tramo hasta enlazar con las dos vías generales del trayecto ya finalizadas, para su entrada en funcionamiento el próximo lunes.

Así, quedará fuera de servicio el actual trazado de vía única, entre el ámbito de L’Ametlla de Mar y Vandellós i L’Hospitalet de l’Infant por el lado sur y la actual estación de Port Aventura por el lado norte.

La complejidad de los trabajos a desarrollar y la necesidad de operar sobre instalaciones en servicio ha obligado a una interrupción especial de las circulaciones durante el fin de semana, por lo que se establecerá un plan alternativo de transportes para garantizar la movilidad de los viajeros.

Previamente, y sin interferir sobre la línea en servicio, ya se han llevado a cabo en dicha zona todos los trabajos técnicos de infraestructura, montaje de vía, catenaria, subestaciones de energía, telecomunicaciones e instalaciones de seguridad y control del tráfico.

Descripción técnica de las operaciones

La actual vía única en servicio cruza las dos nuevas vías generales que quedan situadas a ambos lados ya preparadas para el enlace. Durante la operación del próximo fin de semana se desmontará dicha vía única, desplazándola parcialmente en sus extremos, hasta completar la conexión de las dos nuevas vías.

También será necesario el desmontaje de un aparato de vía existente a la altura de Calafat y su sustitución por tramos de vía general, por lo que, durante la programación especial de operaciones, se trabajará en el montaje de vía y catenaria en cuatro zonas de enlace en un tramo de aproximadamente 3 kilómetros.

De este modo, se montará la superestructura de vía en los cuatro tramos de forma sucesiva con dos equipos y se aportará la capa de balasto para, posteriormente, actuar la maquinaria necesaria para las operaciones técnicas de geometría de la vía.

Una vez finalizadas estas labores, se prevé el paso de un tren auscultador de Adif para la comprobación dinámica del estado de la vía y la catenaria.

Respecto al sistema de energía eléctrica, de forma previa se han ejecutado los macizos, el izado de postes, el montaje de equipos, el tendido de cableado y otros dispositivos de alimentación, además de la colocación de la catenaria.

Durante el fin de semana, se desmontará la línea aérea de contacto existente y se trasladará y ajustará la previamente montada hasta su posición definitiva. Las operaciones en la catenaria se completarán posteriormente a la puesta en servicio de la nueva variante, ya sin afectación al tráfico.

Por otro lado, se han realizado las adaptaciones necesarias en la subestación eléctrica de Vandellós para dar alimentación al nuevo tramo en 3.000 V.

En lo que respecta a los sistemas de control de tráfico, una vez iniciada la interrupción del tráfico se dará de baja el actual enclavamiento de Vandellós, con lo que quedarán fuera de servicio las instalaciones entre L’Ametlla de Mar y Vandellós, y Vandellós i L’Hospitalet de l’Infant por la vía única actual.

Asimismo, se realizarán actuaciones en las señales y los circuitos de vía en la zona de enlace, con sus correspondientes pruebas para la configuración de los nuevos cantones o tramos de vía entre señales, entre la estación de L’Ametlla de Mar y la nueva estación de L’Hospitalet de l’Infant, dando de alta el nuevo esquema.

También quedarán desafectados del uso ferroviario los antiguos enclavamientos de Vandellós y Bifurcación Calafat y se realizarán modificaciones en el enclavamiento de L’Ametlla de Mar y en las instalaciones del CTC de Valencia-Fuente de San Luis para el telemando centralizado de la nueva infraestructura.

El sistema de protección del tren será del tipo ASFA hasta el ámbito de L’Hospitalet de l’Infant, donde se pasará al equipamiento ERTMS en su nivel 1. Una vez finalizada la operación de enlace de la nueva variante, se iniciarán los trabajos de instalación del nivel 1 de ERTMS entre L’Ametlla de Mar y L’Hospitalet de l’Infant.

Durante la semana posterior a la puesta en servicio, y dado que inicialmente se implantará una Limitación Temporal de Velocidad a 80 km/h —como es preceptivo para las puestas en servicio de nuevas infraestructuras—, se realizarán en periodo nocturno nuevas operaciones técnicas. Por ello, durante el fin de semana del 17 al 19 de enero se auscultará la vía con trenes laboratorio de Adif para garantizar el paso de los trenes a la velocidad máxima de 200 km/h a partir del lunes 20 de enero.

Plan Alternativo de Transportes

Para garantizar la movilidad de los viajeros durante el próximo fin de semana Renfe ha programado un servicio alternativo para los trenes de la línea R16 de Rodalies y los servicios de Larga Distancia del Corredor Mediterráneo.

Así, en la línea R16 (Tortosa–Tarragona–Barcelona) se establecerá una servicio por carretera entre L’Ametlla de Mar y L’Hospitalet de l’Infant, mientras que en el trayecto, Tortosa–L’Ametlla de Mar se prestará servicio en tren con modificaciones horarias en la salida de los trenes a Tortosa para mantener el horario habitual en el trayecto L’Hospitalet de l’Infant–Barcelona, que también se prestará en tren.

En cuanto a los servicios Larga Distancia del Corredor Mediterráneo, genéricamente se establecerá un servicio alternativo por carretera L’Aldea–Barcelona. Algunos trenes no circularán, si bien no hay viajeros afectados porque no se han puesto billetes a la venta.

Variante Vandellós-Tarragona

Con una inversión cercana a los 700 millones de euros la puesta en servicio de la nueva variante representa uno de los mayores hitos y una pieza clave en el desarrollo del Corredor Mediterráneo por su elevado interés socioeconómico, generando importantes beneficios para los servicios de viajeros que circulan por el sur de Cataluña y el arco mediterráneo y su área de influencia, fomentando el desarrollo de una zona socioeconómicamente estratégica.

Inicialmente dispondrá de doble vía en ancho ibérico hasta los cambiadores de ancho de La Boella y, desde allí, en ancho estándar hasta Camp de Tarragona, para posteriormente iniciarse su adaptación al ancho estándar coordinadamente con el resto de tramos.

Una vez en servicio, se incrementará la capacidad, fiabilidad y operatividad para todo tipo de tráficos en este tramo equipado, lo que supondrá, entre otras ventajas, una reducción de los tiempos de viaje entre Barcelona y Valencia y otras ciudades del arco mediterráneo.

Además, su entrada en funcionamiento permitirá eliminar el actual trazado en vía única por la zona costera del sur de Tarragona con los consiguientes beneficios de seguridad y permeabilidad del ferrocarril para los municipios y sus ciudadanos, ya que, entre otras ventajas, se suprimirán once pasos a nivel.

El nuevo trazado, apto para alta velocidad y tráfico mixto, conectará el Corredor Mediterráneo desde Vandellós con la línea de alta velocidad Madrid-Barcelona-Francia y con la línea de ancho convencional Tarragona-Reus.

La nueva variante tiene una longitud de 64,1 kilómetros —incluyendo los ramales de conexión—, y sus principales infraestructuras son el túnel de Los Rojales, de 1.910 metros, y con veintiséis viaductos que suman una longitud superior a 9,1 kilómetros, entre los que destacan el de Cambrils, de 746 metros, y el del Francolí, de 3.485 metros. Otras infraestructuras destacadas son las nuevas de estaciones de L’Hospitalet de l’Infant y Cambrils y el cambiador de ancho de La Boella para la conexión en vía doble en ancho estándar con la línea de alta velocidad.

Completa información sobre la nueva variante en reportaje monográfico incluido en la edición impresa de “Vía Libre” de este mes (número 647)