Portada:  Noticia de actualidad


Repartidas en un total de siete contratos, cinco para el mantenimiento y dos para la limpieza no técnica

La Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía ha recibido veintisiete ofertas de empresas interesadas en los contratos de mantenimiento y limpieza del tranvía de la Bahía de Cádiz, que salieron a licitación pública el pasado 31 de julio, con un presupuesto base conjunto de 13,3 millones de euros.


Veintisiete ofertas para optar a los servicios de mantenimiento y limpieza del tranvía de la Bahía de Cádiz
 
 
 

(02/10/2019)  

Se trata de siete concursos públicos para adjudicar otros tantos contratos, cinco de los cuales son para el mantenimiento —de la infraestructura y superestructura de vías, el sistema de energía y electrificación de las instalaciones del suministro eléctrico de la línea, los sistemas de seguridad, la señalización y el sistema de billetaje durante la explotación del tranvía— y los dos restantes son para la limpieza no técnica, tanto de la infraestructura como de los trenes.

En los últimos meses, la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, responsable de la ejecución y futura explotación del proyecto, ha retomado la fase de pruebas dinámicas del tranvía y se han realizado avances en las gestiones con Adif para culminar las obras en la parada de Río Arillo, así como en la planificación de los desvíos para la conexión física de las vías del tranvía y el ferrocarril. De la misma forma, se está trabajando con Renfe Operadora en la formación práctica del personal de la operación y en el diseño final del futuro concurso para la prestación del servicio público de transporte. En paralelo, el Gobierno andaluz está avanzando con Adif y la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria en la homologación del material rodante de cara a la puesta en servicio del tranvía.

Mantenimiento de la infraestructura

Las tareas de mantenimiento integral de la infraestructura y superestructura de vía suponen la mayor inversión, con un coste aproximado de cuatro millones de euros en tres años. Se trata de una actuación imprescindible para la explotación comercial del tranvía en condiciones de seguridad, ya que incluye el mantenimiento y la limpieza técnica de talleres y cocheras, la plataforma de la vía y las dieciséis paradas existentes a lo largo del trazado.

El mantenimiento de la plataforma del tranvía incluye la infraestructura —cunetas, conductos e imbornales, terraplenes, estructuras y pavimentos—, así como el mantenimiento de la vía en balasto y en placa y de los andenes. 

El resto de los contratos de mantenimiento, que también tienen tres años de vigencia, se refieren a los servicios de mantenimiento de los sistemas de electrificación ferroviaria y suministro eléctrico del tranvía, incluyendo éste el mantenimiento integral de la totalidad de las instalaciones de suministro eléctrico a la tracción, sistemas y servicios auxiliares de la línea.

En cuanto al mantenimiento de los sistemas de seguridad, comunicaciones y apoyo a la explotación incluye las redes de comunicaciones fijas y móviles, video-vigilancia, control de accesos y anti-intrusión, prioridad semafórica, telemandos y el puesto de control central.

Además, la Agencia de Obra Pública contratará a las empresas capacitadas para la realización de los servicios de mantenimiento de la señalización ferroviaria y fija ligada al tranvía, y el mantenimiento integral de la totalidad de las instalaciones de venta, recarga y validación de los títulos de viaje en la futura explotación del tranvía.

Limpieza no técnica

Los dos contratos de limpieza no técnica —de la infraestructura y de los trenes—, suman un importe total de 7,9 millones de euros y se firmarán para periodo de dos años.

Los contratos de limpieza afectan tanto a las zonas especialmente habitadas para los viajeros, como las paradas y el interior de los vehículos, como a las de uso de los trabajadores del tranvía, como oficinas de talleres y cocheras.

La limpieza de este servicio de transportes se llevará a cabo de manera convencional y diaria, así como general en frecuencias variables, que pueden ser semanales o anuales, dependiendo de la envergadura de las operaciones a realizar. Este contrato incluye también la limpieza extraordinaria no programada, que se llevará a cabo como consecuencia de hechos accidentales o fortuitos.