Portada:  Noticia de actualidad


Se estima que a finales de noviembre se podrán realizar las pruebas para velocidades por encima de 200 km/h con el tren laboratorio Séneca

El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, realizó el pasado miércoles un viaje en un tren en pruebas por el tramo Zamora-Pedralba de la Pradería de la línea de alta velocidad Madrid-Galicia, desde la base de La Hiniesta hasta el cambiador de anchos dual de Pedralba. Dicho tramo aborda la fase de últimas pruebas previas a su entrada en servicio.


El tramo Zamora-Pedralba de la línea de alta velocidad Madrid-Galicia encara las pruebas previas a su puesta en servicio
 
Base de montaje de La Hiniesta.
 
 

(20/09/2019) En el tramo Zamora-Pedralba de la Pradería ya están finalizadas todas las obras y realizadas las pruebas de carga. También se han ejecutado las pruebas de auscultación internas, tanto geométricas como dinámicas de vía y catenaria, con trenes laboratorio de Adif y se sigue avanzando con las pruebas en campo y laboratorio en las instalaciones de seguridad y enclavamientos.

Adif Alta Velocidad está preparando la documentación de seguridad para el proceso de acreditación y puesta en servicio del tramo, y se estima que a finales del mes de noviembre se puedan realizar las pruebas para velocidades por encima de 200 km/h con el tren laboratorio Séneca. Superadas con éxito estas fases, se podrán realizar las pruebas con trenes comerciales.

Características del tramo Zamora-Pedralba de la Pradería

Este tramo de alta velocidad, inscrito en la línea de alta velocidad Madrid-Galicia, parte de la estación de Zamora y tiene una longitud total de 110,75 kilómetros, con doble vía en ancho estándar en todo su recorrido.

El tramo, finalizado y en fase de pruebas, está diseñado para velocidades máximas de hasta 350 km/h, con electrificación 2x25 kV 50 Hz en corriente alterna, sistemas de control de tráfico ERTMS Nivel 2 y Asfa, y sistema de comunicaciones móviles GSM-R.

Como elementos principales, el trazado incluye catorce viaductos, nueve túneles, el PAET de Tábara, la nueva estación de Sanabria (ubicada en la localidad de Otero de Sanabria, término municipal de Palacios de Sanabria) y un cambiador de ancho en Pedralba de la Pradería.

Entre los puntos singulares del trazado destacan los viaductos de Puebla Este (756 metros) y el que discurre sobre el río Tera (645 metros), así como los túneles de Puebla (1.563 metros) y Otero (1.144,46 metros).

Mejora de los tiempos de viaje

En la actualidad el tiempo de viaje directo desde Galicia hasta Madrid oscila entre las 4 horas y 22 minutos desde Orense a las 6 horas y 41 minutos desde Pontevedra. Con la puesta en servicio del tramo Zamora-Pedralba, está previsto que el tiempo de recorrido se reduzca hasta 3 horas y 30 minutos en el caso de Orense y 4 horas y 50 minutos en el de Pontevedra.

Además, los tiempos de viaje volverán a reducirse con la posterior puesta en servicio entre Pedralba y Orense, cuando se situarán en 2 horas y 15 minutos en el primer caso y en 3 horas y 10 minutos en el segundo.

Cambiador de ancho de Pedralba

El cambiador de ancho dual de Pedralba de la Pradería, que conecta la línea de ancho convencional de la línea Zamora-A Coruña con la de ancho estándar del tramo de alta velocidad Zamora-Pedralba, posibilitará la continuidad de las conexiones ferroviarias Madrid-Galicia, permitiendo el uso de los 110,75 kilómetros de trazado de alta velocidad entre Zamora y Pedralba de la Pradería mientras finaliza la construcción del tramo Pedralba-Orense, de 118 kilómetros de longitud. Su objetivo es la mejora en el aprovechamiento de la explotación conjunta de la red de alta velocidad y la de ancho convencional, lo que redundará en ahorros en los tiempos de viaje y en la mejora de la gestión de los activos.

Entre las principales instalaciones que integran el cambiador figuran la nave y el foso principal, donde se instala la plataforma dual de cambio de anchos —para trenes con tecnología Talgo y trenes con tecnología CAF—, dos fosos de observación, uno a cada lado de la nave, que permiten inspeccionar el sistema de rodadura, y llevan instalado un sistema automático de descongelación de los rodales y cinco módulos que incluyen las instalaciones necesarias para el funcionamiento del cambiador (como depósitos e instalaciones eléctricas, entre otras.).

Base de La Hiniesta

La base, localizada en el término municipal de La Hiniesta (Zamora), se construyó sobre los terrenos del antiguo apeadero, y dispone de acceso por carretera y por vía en ancho convencional. Ha servido de apoyo al montaje de la vía del tramo Zamora-Pedralba y, cuando éste se ponga en servicio, será una Base de Mantenimiento de la nueva línea.

Dispone de once vías —nueve de ancho estándar y dos de ancho convencional— así como de quince desvíos (once en conexiones de vías de ancho estándar y cuatro en vías de ancho convencional).

Además, consta de las siguientes instalaciones: losa de transferencia de carriles y pórticos fijos para manipulación, losa de transferencia de desvíos y bipórticos móviles para manipulación, básculas de pesaje de camiones con transporte de balasto, zona de acopio de balasto con muro cargadero, edificio de oficinas, naves de mantenimiento de material móvil y de infraestructuras, zona pavimentada para circulaciones rodadas y estacionamientos e instalaciones exteriores de alumbrado, saneamiento, entre otras.