Portada:  Noticia de actualidad


El contrato tiene un importe de 66 millones de euros

Infraestructuras de Portugal ha licitado la modernización de la Línea de Beira Alta, Pampilhosa-Santa Comba Dao y la construcción de la conexión de Mealhada, además de la modernización de la subsección Guarda-Cerdeira, en el tramo Guarda-Vilar Formoso. 


Infraestruturas de Portugal licita la modernización de la línea de Beira Alta
 
 
 

(31/07/2019) La línea de Beira Alta, principal enlace ferroviario de Portugal con Europa, forma parte de la Red Transeuropea de Transporte (TEN-T) y del Corredor Ferroviario de Mercancías número cuatro. Con la finalización de las intervenciones facilitará la reducción de más de 120 millones de toneladas de dióxidode carbono equivalentes  para 2046, y un incremento anual del 20 por ciento del número de trenes del 26 por ciento de las toneladas transportadas por la línea.

Intervenciones

Las obras que tendrán un plazo de ejecución de 840 días y un importe de 66 millones de euros afectan a un tramo de 34 kilómetros, e incluyen la sustitución integral de la superestructura, las nuevas vias de la estación de Mortágua con un cruce para trenes de 750 metros, la rehabilitación de las estaciones de Mortágua y Apeadeiros, incluyendo la elevación y ampliación de andenes, y las mejoras en edificios y accesibilidad. Además, se actualizarán señalización y telecomunicaciones, se adaptarán las instalaciones fijas, se rehabilitarán y reforzarán diez túneles y ocho puentes y se suprimirán pasos a nivel en Luso y Mortágua.

También se construirá un enlace directo electrificado entre las líneas del Norte y de Beira Alta, al norte de la estación de Pampilhosa, con una estación técnica y un viaducto de un kilómetro de longitud, y nuevas instalaciones de señalización y telecomunicaciones.

En la subsección Guarda-Cerdeira del tramo Guarda - Vilar Formoso, con una inversión de 8,7 millones de euros y un plazo de ejecución de 294 días, se modernizarán catorce kilómetros de vía, se estabilizarán andenes y mejorarán drenajes y taludes y se adaptarán catenaria, señalización y telecomunicaciones. 

Las intervenciones, en un tramo que integra el Corredor Internacional Norte, impulsarán el transporte ferroviario, los enlaces interregionales y la conexión con España.