Portada:  Noticia de actualidad


Con esta actuación, incluida en el Plan Integral de Mejora de los Servicios de Cercanías de Madrid se incrementará la capacidad de las líneas que pasan por el túnel de Sol

Adif ha licitado el contrato para la redacción del proyecto de construcción para la implantación de un nuevo esquema de vías (4+4+2) en la estación de Atocha Cercanías, por importe de 1.049.300 euros y con un plazo de ejecución de doce meses.


El proyecto para implantar un nuevo esquema de vías en Atocha Cercanías, en licitación
 
 
 

(06/06/2019) Con esta actuación, recogida en el Plan Integral de Mejora de los Servicios de Cercanías de Madrid (2018-2025), se pretende incrementar la capacidad de las líneas cuyos trenes pasan por el túnel de Sol.

La estación de Atocha dispone de diez vías con andén, cuya configuración actual es 4+3+3. Las vías 1 a 4 dan servicio al túnel de Recoletos, mientras que las vías 5 a 7 dan servicio al túnel de Sol —con carácter general se utilizan las vías 5 y 6 para circulaciones de entrada al túnel, y la vía 7 para las de salida. Por su parte, las vías 8 a 10 dan servicio al túnel de Embajadores; las vías 8 y 9 son las vías generales, siendo la 10 una vía de apartado utilizada con poca frecuencia para estacionamientos prolongados.

La estación de Atocha Cercanías es utilizada mayoritariamente por trenes de Cercanías, aunque también tienen parada comercial en la misma trenes de Media y Larga Distancia de ancho convencional que se dirigen hacia/desde el Sur y Levante y tienen origen/destino Chamartín. Estos trenes deben encaminarse hacia Villaverde Bajo por el túnel de Sol, algo que solo permiten las vías 5 a 7 de Cercanías.

Los trenes de Media y Larga Distancia, que tienen mayores tiempos de subida y bajada de viajeros, tienen que estacionar en la vía 7 un tiempo prolongado, lo que provoca que trenes procedentes de la estación de Sol tengan que parar en el túnel hasta disponer de vía libre para acceder a Atocha.

Nueva configuración de vías

Por todo ello, se ha decidido cambiar la configuración de vías a un esquema 4+4+2, que permitirá asignar las vías 1 a 4 al túnel de Recoletos, las vías 5 a 8 al túnel de Sol y las vías 9 y 10 al de Embajadores, permitiendo a su vez a la vía 8 funcionar como vía de apartado para la línea C-5 en caso de incidencia.

Con esta actuación se conseguirá aumentar la capacidad del túnel de Sol, lo que beneficiará directamente a las líneas C-3 y C-4, así como facilitar la gestión de incidencias, lo que redundará en una mayor seguridad y en minimizar la afección al tráfico en caso de incidencias.