Portada:  Noticia de actualidad


Supondrá la inversión de más de 41.000 millones de euros, de los que quedan pendientes de ejecución algo más de 16.000

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, con el secretario general de Infraestructuras, Javier Izquierdo, y la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, presentó ayer el proyecto de Corredor Atlántico que beneficiará a Galicia, Asturias, Castilla y León, Extremadura, Andalucía, País Vasco, Castilla-La Mancha, Madrid y Cantabria.


Presentado el proyecto del Corredor Atlántico
 
 
 

(21/02/2019)  

Ábalos destacó que, cuando todas las actuaciones, tanto para viajeros como para mercancías, estén en servicio, la inversión ejecutada habrá superado los 41.000 millones de euros, de los que en la actualidad están pendientes de ejecución 16.872 millones de euros.

Las actuaciones del Corredor Atlántico, presentadas ayer, modernizarán una red que, según Ábalos, corre el riesgo de quedarse obsoleta, y se centrarán en la electrificación, la implantación del ERTMS, duplicación de vías, aumento de velocidades, infraestructuras para permitir una mayor longitud de trenes y mayor carga por eje.

Estas inversiones deben traducirse en mejoras efectivas de los servicios logísticos para las empresas del sector industrial y del sector exterior que operan en las comunidades del Corredor, lo que debe contribuir a la competitividad de la economía productiva del oeste español y a la generación de empleo de calidad.

El objetivo es reducir  tiempos de tránsito, costes, incidencias y trámites, y conseguir mayor fiabilidad para el tránsito de las mercancías desde los puertos de la fachada atlántica hasta Europa, en ancho estándar, por vía electrificada y sin barreras burocráticas o técnicas.

Cambio demográfico 

Para Ábalos, el impulso al Corredor, afectará a la estructura del país que, en las últimas décadas, ha llevado el peso demográfico y económico más hacia el Mediterráneo y Madrid que hacia el oeste peninsular. En ese sentido, las actuaciones del Corredor Atlántico se proponen compensar esos desequilibrios, recuperar retrasos y aprovechar la tradición industrial, la laboriosidad o el emprendimiento característicos de la España atlántica.

Finalmente, el ministro ha resaltado el valor del Corredor Atlántico como infraestructura para unir e integrar un espacio europeo abierto e interoperable, y para diluir barreras mediante itinerarios transnacionales y una progresiva convergencia de los estándares técnicos. Asimismo, ha reivindicado la Red Transeuropea de Transporte y sus corredores como factores de integración y ha anunciado que se va a trabajar para que las inversiones  tengan continuidad en Francia y Portugal.

Retos

El Corredor Atlántico se enfrenta ahora a la inclusión de los nuevos itinerarios de la Red Básica europea y a la revisión, en 2023, del Reglamento de Orientaciones en el que se podrá redefinir la Red Básica y la Red Global. Además de  la mejora de los procesos de planificación y ejecución de las infraestructuras y el impulso de la Estrategia indicativa de la infraestructura ferroviaria, que ya debería estar aprobada desde 2016, según la Ley del Sector Ferroviario.

Asimismo, se deberá encontrar un consenso en España sobre la necesidad de crear un Corredor,realmente transeuropeo, que tenga continuidad más allá de nuestras fronteras en Francia y en Portugal, acorde con el propósito fundamental de los corredores europeos, y mejorar la complementariedad púbico-privada en el corredor.

Al sector público corresponderá planificar y crear la infraestructura, generar el marco normativo e institucional que facilite la participación de la iniciativa privada, incluidos los modelos de gestión de las terminales portuarias y ferroviarias que impulsen su participación, y la liberalización ferroviaria. Al sector privado, generar la actividad que les de uso y empuje a las administraciones a su mejora.

Para Ábalos, el principal reto del Corredor Atlántico es operar en un entorno de responsabilidad y estabilidad institucional que permita culminar un proyecto de largo plazo que facilite los fondos para materializar las actuaciones y permita impulsarlas.