Portada:  Noticia de actualidad


Organizará el próximo congreso de la Federación

En las Navidades de 1958 se creó en la capital andaluza, la quinta Asociación de Amigos del Ferrocarril de España y para ello fueron expuestos los trenes de su propiedad a Escala 0. Eran de chapa y rodaban sobre vía de tres carriles, con cambios movidos a mano, así como estaciones también de chapa, decoradas en crema, rojo y verde.


Medio siglo de la Asociación Sevillana de Amigos del Ferrocarril
 
 
 

(07/11/2008) Aquella primera “Exposición de Trenes Eléctricos” que se hacía en Andalucía consiguió reunir a una docena de personas con el objetivo de divulgar el ferrocarril y recuperar el tren de la Exposición Iberoamericana de 1929.

Durante quince años la Asociación fue creciendo, teniendo como actividad el montaje de exposiciones celebradas en Navidades.

Los sevillanos se unieron en 1963 a madrileños, catalanes, vascos y valencianos para fundar una Federación que los representara a nivel nacional. Un objetivo inmediato era conseguir un local y en 1974 Renfe les cedió uno de sesenta metros cuadrados en el andén de la vía 4 de la estación de Plaza de Armas.

Comprobado que los trenes eran muy aceptados y que había que divulgar las mejoras del Plan Decenal de Modernización de Renfe, se decidió llevar el conocimiento del avance del Ferrocarril en España, a los colegios de Enseñanza Media cuando se organizaron visitas en el Tren Obrero a los talleres de Mantenimiento de San Jerónimo. Posteriormente, el recorrido se amplió hasta la terminal de Contenedores de La Negrilla, inaugurada en 1975.

Para llevar a cabo el viaje era necesario disponer de un tren charter, que hacía parte de su recorrido por las líneas procedentes de Cádiz y Madrid, además de la circunvalación de Mercancías. El compromiso con la Jefatura Comercial de Renfe era poner en marcha una U/T 440, que por las mañanas estaba de Reserva, al precio de cien pesetas el billete y por trescientas plazas, que se tenía que pagar por adelantado en la Oficina de Viajes.

Al principio fue un tren por semana, durante los seis meses hábiles del curso escolar. Luego fueron en algún año hasta dos y tres trenes semanales. Cuando se produjo el cierre de Plaza de Armas en septiembre de 1990, los amigos del ferrocarril habían contratado 125 trenes, con cerca de 40.000 participantes que abonaron unos billetes con una subida pactada cada año, de cinco pesetas el billete. Se había contribuido de alguna forma, no solo a divulgar el ferrocarril, sino además a proporcionar un ingreso a la Red Nacional, aunque fuera casi simbólico.

Traslado a Santa Justa

Con las obras de los Enlaces Ferroviarios, ligadas a las de la Exposición Universal de 1992, hubo que dejar la estación de Plaza de Armas, que al desaparecer el tráfico ferroviario, fue cedida por Renfe a la ciudad, para que albergara el Pabellón de Sevilla en dicha exposición. Los trenes en miniatura también fueron retirados y almacenados en otra estación próxima a desaparecer como tal, la de San Bernardo.

Durante dos años la actividad de la ASAF se centró en construir los trenes de Renfe a escala 1:32 para el Parque de Maquetas “Andalucía de los Niños” que circularían dentro del Pabellón de Andalucía, en un terreno a la intemperie de una hectárea de superficie. Un año después los Amigos del Ferrocarril, se establecieran definitivamente en la nueva Estación de Santa Justa.
El local, de cautrocientos metros cuadrados, se levantó entre las vías 8 y 9, bajo el vestíbulo de la Estación.

Inmediatamente se acometió a continuación el montaje de una gran maqueta a escala H0, en la que se representaría la evolución del ferrocarril, desde el siglo XIX a la alta velocidad. El objetivo era tener la instalación a punto para ser incluida en el Calendario de Actos Conmemorativos del Sesquicentenario de los Ferrocarriles Españoles, a celebrar durante todo el año 1998. De hecho se abrió al público en diciembre de 1997, para que fuera conocida ya en las Navidades anteriores.

hspace=10La campaña de divulgación en centros escolares se mantuvo siempre, pero con la maqueta de Santa Justa y los trenes de cercanías que Renfe creó en Sevilla a partir de 1992, la actividad creció y se desarrolló de forma mucho más completa. Hasta el momento y en treinta años se ha recibido a cerca de 300.000 escolares, familiares y público en general, siguiendo la tradición, en su apertura durante las Navidades.

En febrero de 1998 se encarga a Asaf la construcción para el Ministerio de Fomento, de la maqueta “Territorio Ferroviario” de mas de doscientos metros cuadrados, que debía llevarse a Barcelona en contenedores de cuarenta pies, para ser inaugurada por S.M El Rey Juan Carlos, dentro de la Exposición de los 150 años del Ferrocarril en España, montada en la estación de Francia de la capital catalana.

A continuación se recuperó una locomotora del Tren de la Exposición Iberoamericana de 1929, que figura delante del local social de Santa Justa. Otra actividad de la Asociación fue el montar un circuito ferroviario en el Parque del Alamillo de la Isla de La Cartuja, en terrenos que fueron de la Exposición Universal de 1992. Para completar este circuito se levantó un deposito taller y una estación con el estilo de la antigua Compañía de Andaluces, financiados por la Consejería de Transportes de la Junta de Andalucía.

Al cumplir cincuenta años de intensa actividad, ASAF se prepara para organizar el congreso anual de la Federación de Asociaciones de Amigos del Ferrocarril, que por cuarta vez se celebrará en la capital de Andalucía, con un interesante programa de viajes.