Portada:  Noticia de actualidad


Entre 2015 y 2016, se renovaron totalmente los trenes y el sistema de mando y control

A partir de hoy y durante unos seis meses, Transportes Metropolitanos de Barcelona, TMB, cierra el Funicular de Montjuïc para llevar a cabo la segunda parte de la gran revisión obligatoria después de los primeros veinticinco años de funcionamiento. El cierre permitirá también la rehabilitación integral de las dos estaciones Paralelo y Parc deMontjuïc.


Cierra durante seis meses el Funicular de Montjuïc para su rehabilitación
 
 
 

(05/11/2018) 
La primera gran revisión se está realizando con motivo de haber superado las 22.500 horas de funcionamiento desde 1992, y las actuaciones que conlleva son de tanta profundidad que se han dividido en dos partes para minimizar su impacto. Entre 2015 y 2016, se renovaron totalmente los trenes y el sistema de mando y control. Esta segunda se centrará en la sala de máquinas, la sala de contrapesos y la plataforma de vía.

Las operaciones previstas conllevan el desmontaje completo de todos los elementos de seguridad de la instalación, la sustitución de equipos y reparaciones y modernizaciones en la infraestructura, muros, paramentos, etcétera. La siguiente gran revisión se llevará a cabo dentro de quince años o cuando haya acumulado 15.000 horas más de servicio.

Estaciones

En las estaciones, se remodelará completamente la arquitectura de andenes, pasillos y dependencias, incluida la sustitución de paramentos verticales y horizontales, retirada de falsos techos, mejora de los drenajes, actualización de la instalación eléctrica, pintura y señalética. También se sustituirá la iluminación existente por ledes, se cambiará la línea de peaje de la estación superior y se adecuarán las instalaciones a la normativa de protección civil. 

En una fase posterior, se habilitará un espacio anexo a la estación superior, en una nave que había formado parte del desaparecido funicular del Castillo y está en desuso desde 1981, para alojar aseos, vestuarios, sala de lactancia y sala de descanso, para el personal. También se habilitarán oficinas y una salida de emergencia. Antes, se retirarán los elementos con valor histórico o patrimonial de la nave, como las luminarias o los componentes que quedan de una de las escaleras mecánicas originales de 1929, que pasarán a manos del departamento de Patrimonio Histórico de TMB.