Portada:  Noticia de actualidad


Desde ayer se ha recuperado el servicio ferroviario entre las paradas de Cala Piteres y Creueta

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) abrió ayer a la circulación ferroviaria el tramo de la línea 1 del Tram de Alicante entre Cala Piteres y Creueta, una vez finalizados los trabajos de rehabilitación realizados en el viaducto del barranco de Aguas y superadas con éxito las pruebas técnicas previstas.


(30/10/2018) La apertura de este tramo ha permitido que la línea 1 del Tram, que une Benidorm y la estación de Luceros, en Alicante, recuperase ayer sus horarios habituales en el conjunto de sus paradas y estaciones, suprimiendo el servicio alternativo de autobús que venía ofreciendo FGV desde el pasado 3 de octubre, entre las estaciones de El Campello y Creueta.

Rehabilitación del viaducto

El importe de los trabajos de rehabilitación realizados por FGV en el viaducto sobre el barranco de Aguas asciende a 2.217.440 euros. Los trabajos previos comenzaron el pasado mes de marzo y ahora se han completado las obras de intervención directa sobre el puente, que finalizaron la semana pasada.

Loa trabajos han incluido la sustitución del actual tablero metálico del puente por otro nuevo, con una losa superior de hormigón, la intervención en las estructuras de sujeción de la plataforma y la instalación de nuevos equipos de superestructura de vía y de comunicaciones.

En las próximas semanas, pero ya sin afectar a la circulación ferroviaria, se completarán las actuaciones en el entorno de esta infraestructura.

El viaducto metálico del barranco de Aguas, en el término municipal de El Campello, situado entre las paradas de Cala Piteres y Venta Lanuza, fue construido entre los años 1912 y 1914 como parte de la primera fase de construcción de la línea Alicante-Denia, origen de la actual red del Tranvía alicantino. El puente tiene unos 100 metros de longitud y las pilas de mampostería cuentan con una altura máxima de 20 metros.