Portada:  Noticia de actualidad


La planificación de esta inversión comprende todas las fases para la compra del nuevo material y su mantenimiento por un periodo de cinco años

Adif invertirá 67.467.500 euros hasta el año 2027 para la adquisición y el mantenimiento de cuatro vehículos auscultadores, tanto para las redes convencional y de alta velocidad en servicio, como para las líneas en construcción.


Adif adquirirá cuatro nuevos vehículos de auscultación hasta 2027, por importe de 67,46 millones
 
 
 

(25/10/2018) Las inversiones previstas para la actualización del parque de vehículos de auscultación incluyen, por un lado, la adquisición de un nuevo tren de alta velocidad instrumentado, equipado con ejes que pueden circular por vías de ancho convencional y estándar, sistemas de seguridad ERTMS y Asfa Digital, que podrá alcanzar velocidades máximas de 330 km/h en ancho estándar y 300 km/h en ancho ibérico.

Este tren llevará a cabo auscultaciones en todas las líneas de alta velocidad en servicio, así como en el Corredor Mediterráneo y Eje Atlántico. El importe previsto para este vehículo, incluidos el mantenimiento por cinco años, instrumentación y piezas de repuesto para el mismo, es de 37.767.500 euros hasta 2027.

Red convencional y líneas en construcción

Por otro lado, está prevista la adquisición de otros dos vehículos auscultadores para la red convencional que dispondrán de ejes de ancho ibérico y alcanzarán una velocidad máxima igual o superior a 160 km/h. El presupuesto para estos vehículos es de 24.800.000 euros hasta 2026, incluyendo, como en el caso anterior, cinco años de mantenimiento, instrumentación y piezas.

Por último, Adif prevé la adquisición de un nuevo vehículo para la auscultación de la geometría de la vía de las líneas en construcción, que servirá también de sistema de respaldo sobre el nuevo tren de alta velocidad. Este tren, que contará con ejes de ancho estándar y tracción diésel, y circulará a una velocidad igual o superior a 160 km/h, supone una inversión de 4.900.000 euros hasta 2026, incluidos instrumentación, piezas y mantenimiento.

La planificación de estas inversiones hasta 2027, en el caso del tren de alta velocidad, y 2026 para los otros tres vehículos, contempla las diferentes fases para la adquisición de los mismos —licitación, firma del contrato, fabricación, instrumentación y homologación del tren, pruebas y calibración de equipos y puesta en servicio—, así como su mantenimiento por un periodo de cinco años.