Portada:  Noticia de actualidad


Con una inversión de 728 millones, la nueva línea entrará en la estación de Abando en túnel, que enlazará con el viaducto ya construido sobre el río Nervión

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, presentó la pasada semana el proyecto del acceso a Bilbao de la Y vasca, que cuenta con una inversión total estimada de 728 millones de euros y un plazo de ejecución de las obras fijado en 48 meses.


Presentado el proyecto de acceso a Bilbao de la Y vasca
 
 
 

(12/03/2018) El presupuesto incluye actuaciones en la estación -como el cajón soterrado y vías (290 millones de euros) y el capítulo de arquitectura (185 millones)- que serán cofinanciadas entre el Ayuntamiento bilbaíno, el Gobierno Vasco y Adif, y actuaciones a realizar en el túnel de acceso (253 millones) que financiará Adif en su totalidad.

El proyecto cuenta también con financiación del Banco Europeo de Inversiones (BEI), que el pasado mes de julio concedió una ampliación del préstamo para todo el proyecto de la Y Vasca de 1.030 millones de euros, adicionales a los 1.400 millones de euros ya desembolsados. El préstamo servirá para la financiación de los accesos a las tres capitales vascas y otros tramos de la Y vasca.

Descripción del proyecto

El proyecto contempla la conexión de la Y vasca con la estación de Abando por un trazado en túnel monotubo de 6,2 kilómetros que enlazará con el viaducto ya construido sobre el río Nervión. Este tramo evitará las afecciones sobre las zonas urbanas más cercanas a la estación.

La estación, soterrada en fondo de saco, se estructurará en dos niveles con ocho vías cada uno y una entreplanta solo para viajeros entre ambos. El nivel inferior (-2) se destinará a los tráficos de ancho estándar, y contará con cuatro andenes interoperables para el estacionamiento de trenes de cuatrocientos metros. Por su parte, el nivel superior (-1) se reservará para los tráficos en ancho convencional, como los de Cercanías, además de los de la red de ancho métrico, que se van a desplazar desde la estación de La Concordia.

En la entreplanta, los viajeros encontrarán un amplio vestíbulo que facilitará el flujo y la movilidad de los usuarios, que previsiblemente se incrementará con la llegada de la alta velocidad.

La llegada de la alta velocidad a Bilbao supondrá la integración urbana y la reordenación de los espacios ferroviarios. Se soterrarán las vías, liberando los suelos que no resulten precisos para la explotación ferroviaria, en una superficie aproximada de 90.000 metros cuadrados. La actuación, además de favorecer la regeneración de la ciudad y la permeabilidad urbana en el ámbito, permitirá obtener aportaciones para financiar una parte del coste de la operación.

Durante todo el periodo de ejecución de las obras se mantendrá el servicio de Cercanías y se minimizarán las afecciones a la movilidad urbana en las fases de construcción.

Nuevo edificio de la estación

El nuevo edificio de la estación de Bilbao, además de permitir su relación con el actual de Abando -que conservará sus señas de identidad, como su famosa vidriera- potenciará el valor del edificio de La Concordia -actual estación de servicios de ancho métrico-, que quedará integrado como vestíbulo del nuevo complejo y ya no será un espacio de estacionamiento de trenes.

Será una nueva estación con una imagen arquitectónica representativa, moderna y actual, que la identifique como hito dentro de la ciudad y de la llegada de la alta velocidad.

Los vestíbulos de la nueva estación contarán con zonas de espera confortables, potenciando la entrada de luz natural. La arquitectura permitirá incorporar modernas soluciones digitales y dará respuesta a las necesidades de los viajeros y usuarios a lo largo de los distintos recorridos del proceso de viaje, evitando cruces e interferencias entre los diferentes medios de transporte. En este sentido, el edificio favorecerá la intermodalidad del tren con el resto de medios de transporte públicos y privados existentes en el entorno de la estación y los recorridos serán los más cortos posibles, facilitando la orientación de los viajeros.

Accesos a las capitales vascas y estaciones

Las obras de construcción de la Y vasca continúan a buen ritmo, con el objetivo de que en 2023 su puesta en servicio sea una realidad. En lo que respecta a los accesos de la alta velocidad y las nuevas estaciones en las tres capitales vascas, la estación de San Sebastián, por su definición y menor complejidad, será la primera de las tres terminales de la Y vasca en construirse. Su edificación corresponde al Gobierno vasco, a raíz de la ampliación de la encomienda de ejecución por parte del Ministerio de Fomento, quien, vía ETS, ya ha licitado el proyecto constructivo de la nueva estación de alta velocidad de Atotxa -en este caso no se requiere un estudio informativo- y en las próximas semanas se adjudicaran los trabajos.

En cuanto al proyecto de Bilbao presentado la semana pasada, quizá el más complejo de los tres, ya pueden comenzar los trámites para el estudio informativo.

Vitoria se encuentra en una situación muy similar a la de Bilbao. Las diferentes administraciones trabajan en la configuración del proyecto para el acceso de la Y vasca a la capital alavesa, y los equipos de Adif y ETS trabajan a contrarreloj para definir la mejor estación posible. En este caso, también se trata de una estación soterrada, que como en ke caso de la bilbaína, requiere la tramitación del estudio informativo. Se prevé que en las próximas semanas el proyecto avance sustancialmente y que se concluya en breve.