Portada:  Noticia de actualidad


La primera actuación significativa a muy corto plazo es la implantación de un nuevo esquema en las vías de ancho convencional en la estación de Barcelona Sants

Adif ha desarrollado un conjunto de proyectos incluidos en el Plan de Inversiones de la red ferroviaria de Cataluña que contemplan la ejecución y puesta en marcha a corto, medio y largo plazo de diferentes actuaciones para aumentar y mejorar la capacidad del sistema y, en especial, del núcleo de Barcelona, en el marco de los compromisos adquiridos por el Ministerio de Fomento.


Adif impulsa un conjunto de actuaciones para mejorar y aumentar la capacidad de la red en Cataluña
 
 
 

(07/03/2018) La primera actuación significativa que se va a acometer por parte de Adif a muy corto plazo es la implantación de un nuevo esquema en las vías de ancho convencional de la estación de Barcelona Sants, un proyecto de gran importancia para la mejora de la capacidad operativa y de gestión del tráfico del servicio de cercanías.

Con esta actuación se racionalizará la configuración del esquema de Barcelona-Sants, diseñando un sistema denominado 4+4, por el que se dispondrá de dos haces de cuatro vías de estacionamiento que comunicarán con cada uno de los dos túneles de Barcelona, lo que agilizará los movimientos de trenes a su paso por esta terminal y los de subida y bajada de viajeros, con los beneficios que ello supone para la explotación.

Este proyecto también llevará aparejada una reordenación del vestíbulo de la estación de Barcelona-Sants, favoreciendo una mayor agilidad de los flujos de viajeros.

Ésta y otras actuaciones, así como la realización de estudios actualmente en curso, como la instalación de nuevos sistemas de gestión de tráfico en estaciones geográficamente estratégicas (Moncada-Bifurcación), la reordenación de las cabeceras de servicios de cercanías y regionales en las estaciones más próximas a Barcelona (Gavá y Castelldefels), o la mejora de la infraestructura en la estación de Bellvitge, tienen como objetivo adaptar el esquema ferroviario del núcleo de Barcelona a futuros mapas de explotación con una nueva configuración de las líneas de cercanías y mayores servicios.

Corredor Mediterráneo: mejores tiempos y más servicios

Por otro lado, los avances en el conjunto de actuaciones del Corredor Mediterráneo están permitiendo reactivar proyectos para la configuración de este eje estratégico que permitirán una mejor conectividad de los servicios ferroviarios entre Cataluña y el Levante español.

El Corredor Mediterráneo no sólo reducirá los tiempos de viaje en el corredor Murcia-Alicante-Valencia-Barcelona, sino que abrirá un nuevo escenario de explotación y de mayores servicios en las líneas que comunican Barcelona con el sur de Cataluña. Entre otros, se eliminará la vía única entre Tarragona y Vandellós, gracias a la nueva variante en vía doble que se está ultimando en este tramo.

Soterramientos

La planificación de los soterramientos, en especial en Hospitalet de Llobregat, supondrá significativas mejoras para la explotación de la red ferroviaria en el entorno de Barcelona, al margen de la indudable mejora para la seguridad y calidad de vida de los vecinos de las ciudades donde se van a acometer actuaciones de integración.

En concreto, la integración ferroviaria en Hospitalet de Llobregat permitirá construir el nuevo intercambiador de La Torrassa, que, además de favorecer un aumento del número de usuarios en transporte público en este ámbito geográfico densamente urbanizado, diversificará el flujo de intercambios entre los diferentes modos de transporte, y que actualmente se centralizan como punto de referencia en la estación de Barcelona-Sants.

Por otra parte, en lo que respecta al soterramiento de Moncada i Reixac está ya adjudicado y en redacción el estudio informativo en el que se analiza la incorporación de una tercera vía que optimizaría la gestión del tráfico en la zona norte de Barcelona.

Conexiones aeroportuarias

En la estación de El Prat de Llobregat, que será cabecera del nuevo servicio EVA de alta velocidad, se llevará a cabo una remodelación de las instalaciones en un entorno de máxima conectividad con otros modos de transporte, lo que supondrá una importante mejora de la intermodalidad.

A este aumento de la intermodalidad contribuirá de manera fundamental otra de las grandes infraestructuras desbloqueadas como es el nuevo acceso ferroviario a la terminal T1 del aeropuerto de Barcelona, ya en ejecución, y que una vez puesto en servicio, dispondrá de parada en El Prat de Llobregat y permitirá ir de Barcelona-Sants a la citada terminal en un tiempo de diecinueve minutos. El diseño final de esta nueva línea vendrá determinado por la configuración futura del esquema de cercanías.

Asimismo, se contempla la construcción de una estación de alta velocidad en el entorno del aeropuerto gerundense de la Costa Brava, creando así una nueva conexión más rápida y directa entre ambos modos de transporte.

Obras en La Sagrera

Por otro lado, se han desbloqueado actuaciones de gran calado como los proyectos del colector de la Rambla Prim y de estructura de la estación de La Sagrera, ambos ya en ejecución, a las que se suma el próximo reinicio de las obras de accesos de la futura estación.

Respecto a La Sagrera, es previsible, en el futuro esquema ferroviario del núcleo de Barcelona, que esta sea estación cabecera de los servicios de alta velocidad que se dirijan hacia el sur, y la estación de Barcelona-Sants sea punto de inicio de los servicios hacia el norte.

Además, La Sagrera será el gran intercambiador del norte de Barcelona, ya que dispondrá de conexiones entre cercanías, alta velocidad, metro y autobuses.