Portada:  Noticia de actualidad


En enero comenzaron a realizarse las pruebas de carga de las estructuras y la auscultación geométrica continua de toda la vía

Adif Alta Velocidad continúa avanzando en el desarrollo de las pruebas para la puesta en servicio de la línea de alta velocidad Antequera-Granada. Así, tras la finalización de las obras de plataforma y montaje de vía, el pasado 1 de diciembre de 2017, y los primeros reconocimientos del tren laboratorio BT01, tanto en la vía como en los enclavamientos, se han sucedido una serie de pruebas para validar la infraestructura.


Avances en la fase de pruebas en la línea de alta velocidad Antequera-Granada
 
 
 

(12/02/2018) Así, en enero comenzaron a realizarse las pruebas de carga de las estructuras existentes, mediante trenes compuestos por cabeza tractora y tolvas cargadas de balasto para generar el mayor peso posible y someter a la estructura a los máximos esfuerzos. Ya se han probado estructuras en la zona entre Antequera y Riofrío, en las provincias de Málaga y Granada y en la zona de Tocón (Granada), adaptándose sus pruebas a las del resto de la línea. Estos trenes también realizan pruebas dinámicas con velocidades de hasta 80 km/h sobre las estructuras.

También durante el mes pasado, toda la línea ha sido sometida a la auscultación geométrica de la vía mediante un vehículo auscultador láser Plasser EM-SAT, que permite la auscultación geométrica continua de toda la línea, como complemento a los sistemas de comprobación empleados en la fase previa de obra mediante elementos manuales y topografía clásica. Los resultados recogidos en la lectura continua del vehículo auscultador son sometidos posteriormente a análisis, comprobación y corrección, en su caso.

Una vez realizado este trabajo, el vehículo auscultador volverá a hacer una comprobación milimétrica hasta alcanzar la adecuada geometría de vía desde el punto de vista de la seguridad y del confort. Actualmente, se está trabajando en dichos ajustes en todos los parámetros que definen la calidad de geometría de la vía, allí donde, a la vista de la auscultación, ha resultado indicado intervenir.

A continuación se desarrollarán las pruebas de confort de la infraestructura mediante pruebas de comportamiento dinámico, con sucesivo escalonado de velocidades, que se realizarán de nuevo con un tren laboratorio BT, que realiza además la auscultación geométrica y dinámica de catenaria.

Pruebas de Renfe y autorización final de la AESF

En la última etapa de las pruebas de Adif, y ya cuando el estado de la infraestructura es el idóneo, Renfe realizará recorridos de fiabilidad para comprobar precisamente dicho estado.

Una vez finalizadas con éxito, tanto las pruebas de Adif como los recorridos de fiabilidad del operador, se prepara la documentación que se remite a la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF), quien estudirá dicha documentación mientras, en paralelo, se completan las pruebas del operador.

Principales pruebas a realizar

Entre las principales pruebas a realizar para la entrada en servicio de una nueva infraestructura destacan:

- Integración tren-ruta. Tienen por objeto verificar el adecuado comportamiento de cada tren que circulará por la línea con los sistemas desplegados en ella.

- Formación de maquinistas. Constituyen la fase final, y que en ningún caso pueden solaparse con el resto de pruebas.

- Simulaciones comerciales. Consisten en medir los tiempos de viaje y la fiabilidad de los mismos en condiciones idénticas a la explotación.

Expediente de Puesta en Servicio

Tras la realización de los recorridos de comprobación de la fiabilidad, formación de maquinistas y simulaciones comerciales, se tramita el Expediente de Puesta en Servicio, que se compone de los siguientes apartados:

- Informe de Adecuación a Normativa e Informe Acreditativo del Plan de Pruebas de cada subsistema.

- Dossier de Seguridad, que consta de Análisis de Riesgos e Informe de Evaluación Independiente de Seguridad (ISA), que incluye todos los subsistemas y sus interfaces.

- Informe de Evaluación de Riesgos e ISA.

- Declaración del Proponente.

- Certificado de Seguridad.

- Informe de Interoperabilidad.

- Declaración de Interoperabilidad.

Finalizadas las pruebas del operador, y siempre que todas se hayan realizado con éxito, vuelve a intervenir la AESF, que determinará, en su caso, la validez del expediente y emitirá, si procede, la correspondiente Autorización de Puesta en Servicio de la línea.