Portada:  Noticia de actualidad


El plan de inversión debe ser autorizado ahora por el Gobierno federal

El Consejo de Administración de los Ferocarriles Belgas, SNCB, ha aprobado un plan de inversión de 3.200 millones de euros para el período 2018-2022 que se centrará en el transporte de viajeros, en las estaciones y la renovación y el mantenimiento del material rodante.


Los Ferrocarriles Belgas invertirán 3.200 millones de euros en el período 2018-2022
 
 
 

(07/11/2017) Dos tercios del presupuesto, unos 2.000 millones de euros, irán destinados al parque de material rodante, para renovar el parque de coches y locomotoras que en su 40 por ciento tienen una antigüedad superior a los treinta años.

Concretamente se invertirá en nuevas unidades M7 que reemplazarán material obsoleto lo que permitirá ofrecer 20.000 plazas suplementarias en 2022, y se modernizarán el material que haya alcanzado su media vida. La previsión es incrementar en un 5 por ciento el número de trenes kilómetro.

Además se invertirá en equipar con ETCS la flota, un proceso que habrá culminado en 2023, en digitalización y nuevas tecnologías de información y en la mejora de los canales de venta. SNCB también revisará en profundidad, para digitalizarlos, sus procesos de planificación de conducción y mantenimiento, de gestión de edificios y de recursos humanos.

Los centros de mantenimiento recibirán inversiones para asegurar la calidad del servicio y elevar los índices de fiabilidad, disponibilidad y limpieza del material rodante y se construirán y equiparán otros nuevos. En paralelo, las instalaciones industriales se adaptarán a las nuevas tecnologías que incorporan los nuevos trenes. En total está prevista una inversión de trescientos millones de euros en los talleres y centros de mantenimiento.

Estaciones

El plan de SNCB prevé destinar unos seiscientos millones de euros a las áreas de viajeros de las estaciones, sobre tres ejes fundamentales, los edificios, los aparcamientos de automóviles y bicicletas y los andenes. En los edificios, se buscará una mayor funcionalidad y estándares comunes a toda la red y se mejorará la señalética.

En cuanto a los aparcamientos, SNCB se ha propuesto incrementar la oferta de plazas para automóviles, en paralelo al aumento de plazas en los trenes, lo que supondrá unas 10.000 plazas más en 2022 para alcanzar las 104.000 plazas totales. Y se ampliarán los espacios para bicicletas.

Andenes

En los próximos cinco años se remodelarán los andenes de unas doscientas estaciones para situarlos a una altura de 76 centímetros, se incrementará el número de ascensores de los 250 actuales 350 y el de escaleras mecánicas de 310 à 385.

Asimismo, se implantará un sistema de plataformas elevadoras, ahora en pruebas y se destinarán inversiones específicas para mejorar la accesibilidad de modo que cada año de los cinco de duración del plan se adapte un mínimo de cinco estaciones a viajeros de movilidad reducida (Ver noticia).