Portada:  Noticia de actualidad


Se trata del proyecto de infraestructura más grande de la historia del país africano y ha sido financiado por China

Kenia acaba de inaugurar una nueva línea de ferrocarril de ancho de vía estándar entre su capital, Nairobi, y la ciudad portuaria de Mombasa. Con la inauguración de esta infraestructura, la mayor construida desde que el país alcanzara su independencia de Reino Unido en 1963, el país africano aspira a consolidarse como la puerta de acceso a África Oriental.


Kenia inaugura la nueva línea Nairobi–Mombasa
 
 
 

(07/06/2017)  

La estación término de la ciudad costera de Mombasa fue el escenario de la inauguración de esta línea, la primera construida por el gobierno de Kenia, más de cien años después de que los británicos llevaran a cabo la construcción del primer ferrocarril del país.

La obra, la más ambiciosa llevada a cabo hasta el momento en Kenia, ha sido construida por una empresa china y financiada con capital chino con una cantidad en torno a los 2.800 millones de euros. China será también la explotación durante el primer lustro de operación de la línea.

Impulso económico

Este nuevo ferrocarril sin electrificar sustituye al Lunatic Express, construido cuando Kenia era una colonia británica, ofrecerá, frente a los dos días que invierten los camiones en realizar la ruta que es unas de las más inseguras del país, un tiempo de viaje de cinco horas para los trenes de viajeros y de ocho para los de mercancías.

 

Este nuevo trazado capaz de acortar el tiempo del viaje en más de un día y medio es un paso clave para transformar la economía y hacer de Kenia un país industrializado. Gracias a esta nueva vía de transporte, conocidas como Mandaraka Express -libertad en swahili- esperan generar un crecimiento del Producto Interior Bruto de un punto y medio anual.

Futuro

La línea, recién inaugurada, entre Mombasa y Nairobi forma parte de un proyecto mucho más ambicioso que aspira a conectar por ferrocarril con Uganda, Ruanda, Burundi, Sudán y Etiopía.