Portada:  Noticia de actualidad


Para la realización de las pruebas necesarias en el trayecto, de 52 kilómetros, en la conexión Valencia-Alicante

Adif Alta Velocidad puso en tensión ayer la catenaria en el tramo Torrente-Játiva, que se integra en el trayecto Valencia-Alicante de la línea de alta velocidad Madrid-Castilla La Mancha-Comunidad Valenciana-Región de Murcia, así como en el Corredor Mediterráneo.


Puesta en tensión de la catenaria en el tramo de alta velocidad entre Torrente y Játiva
 
A la izquierda, el nuevo trazado de alta velocidad, emparejado al clásico, al paso sobre el río Júcar, en el tramo que ahora entra en tensión.
 
 

(13/12/2016) La puesta en tensión de la línea aérea de contacto tiene como objetivo la realización de las pruebas necesarias en estos elementos a lo largo de los 52 kilómetros del tramo, que discurre entre los kilómetros 455,6 y 507,4 de la línea, en la provincia de Valencia.

El sistema de electrificación, en corriente alterna de 2 por 25.000 voltios y 50 hercios de frecuencia, es el utilizado en todas las nuevas líneas de alta velocidad de España. La alimentación de energía eléctrica a la línea se realiza mediante subestaciones de tracción, que transforman la tensión de 220 kV o 400 kV suministrada por Red Eléctrica Española a los 2 por 25 kV necesarios para la catenaria. El tramo Torrente-Játiva recibe la energía de la subestación situada en el término municipal de Torrente.

Este sistema de alimentación permite un mejor reparto de corrientes, así como ampliar la distancia entre subestaciones de tracción, situándolas a unos 60-65 kilómetros aproximadamente, con el consiguiente ahorro en instalaciones y el beneficio sobre el medio ambiente.