Portada:  Noticia de actualidad


Imprescindible para la operacion en la Red Ferroviaria de Interés General

La constitución de esta sociedad anónima se enmarca en el plan estratégico de Ferrocarrils de la Generalitata de Catalunya, que se ha marcado como objetivo obtener la licencia de empresa ferroviaria necesaria para operar en la Red Ferroviaria de Interés General.


La Generalitat de Cataluña autoriza la creación de la sociedad anónima FGC Rail
 
Tren del servicio Cargometro, de FGC y Comsa. Foto J Guti.
 
 

(05/05/2016) La Generalitat de Cataluña ha autorizado a Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña, FGC, la constitución de una sociedad anónima con la denominación FGC Rail SA con el objeto social principal de la prestación de servicios de transporte de viajeros y mercancías por ferrocarril, de acuerdo con la normativa ferroviaria estatal.

La constitución de esta sociedad anónima se enmarca en el plan estratégico de FGC, que aspira a obtener la licencia de empresa ferroviaria en los términos de la Ley 38/2015, de 29 de septiembre, del Sector Ferroviario, necesaria para operar en la Red Ferroviaria de Interés General, tanto para la prestación del servicio de transporte ferroviario de viajeros como del de mercancías. El capital social de la sociedad se fija en 300.000 euros, que serán totalmente suscritos y desembolsados ​​por FGC.

Este movimiento recupera la estrategia del operador autonómico para operar la Red Ferroviaria de Interés General, RFIG, cuyo antecedente más directo fue la sociedad FGC Mobilitat, creada en julio de 2009 que fue disuelta en septiembre de 2014, cuando sólo era empresa candidata inscrita en el Registro Especial Ferroviario, pero sin Certificado de Seguridad y, consecuentemente, sin haber entrado a operar comercialmente. Ahora, la operación de la línea Lleida-La Pobla de Segur exige la creación de esta sociedad al margen del operdaopar autonómico que es también gestor de la infraestructura (Ver noticia http://www.vialibre-ffe.com/noticias.asp?not=19673&cs=oper).   

FGC opera actualmente en la RFIG a través del servicio Cargo Metro, con material propio de ancho ibérico para servicios de mercancías, pero a efectos jurídicos bajo la licencia de Comsa Rail Transport y, en una primera etapa, de Renfe Operadora.