Portada:  Noticia de actualidad



Según el contrato firmado con CAF, en los próximos años Euskotren incorporará  a su parque veintiocho unidades, desde noviembre de 2015 hasta mayo de 2020. El ritmo de entrega previsto es de seis unidades este año y el próximo, y de cinco unidades en 2018, 2019 y 2020.  La fabricación y puesta en marcha de estas unidades supone una inversión de 150 millones de euros.


(14/04/2016) Estas unidades 950 se presentaron el pasado 17 de febrero de 2016, cuando Euskotren realizaba pruebas con las tres primeras unidades recibidas. La construcción de estos trenes fue adjudicada a CAF en junio de 2014, con el doble propósito de completar la total renovación del parque de Euskotren y de afrontar los nuevos retos que implica la próxima puesta en servicio de Línea 3 de Metro en Bilbao, que será operada por esta sociedad del Gobierno Vasco.

Capacidad

La nueva serie 950 de Euskotren estará formada por 28 unidades eléctricas, de vía métrica, alimentadas a la tensión de 1.500 voltios en corriente continua.

Cada unidad está compuesta por dos coches motores con cabina de conducción y un coche remolque intermedio. Además, son ampliables a cuatro coches, manteniendo en todo momento las mismas prestaciones. En total, ofrecen 296 plazas, un centenar de ellas sentadas. Los asientos, de diseño antivandálico, ofrecen los máximos niveles de ergonomía y comodidad que se pueden ofrecer en un servicio de carácter metropolitano. Además, cuentan con reposacabezas y apoyabrazos.

Distribución

Los coches extremos cuentan, cada uno de ellos, con una cabina de conducción, dotada de un puesto para conducción y de una puerta de evacuación frontal, con escalera incorporada. El coche intermedio dispone de zonas para sillas de ruedas y rampas automáticas en dos de sus puertas. Los trenes tienen puertas de evacuación de emergencia laterales y frontales, en función del coche de que se trate.

Todos los coches está comunicados por pasillos de intercomunicación diáfanos, y el acceso se realiza a través de seis puertas por coche, de accionamiento eléctrico y doble hoja. Los espacios interiores han sido diseñados buscando la máxima amplitud y comodidad.

Señalización y alumbrado

Incorporan equipos de señalización, detección de incendios, megafonía modo T, aviso para personas invidentes, sistema de ayuda a la operación, identificación de conductores/as y funciones de conducción eficiente. El alumbrado principal es fluorescente situado longitudinalmente en el techo y está complementado con una iluminación por ledes sobre el marco de las ventanas y en plafones en el centro de las plataformas. El control de la iluminación es variable, en función de la luminosidad externa.

Seguridad

En las nuevas unidades de la serie 950 se ha optimizado el diseño para responder a los más exigentes requisitos de seguridad y así minimizar las consecuencias en caso de impacto frontal. Una luna anti-impacto proporciona al personal de conducción mayor visibilidad y protección.

Las puertas incorporan una función de seguridad anti-atrapamiento, complementado con un sistema antidrag, para detectar objetos pequeños y flexibles no perceptibles en los sistemas de detección de obstáculos convencionales. Para ello, una junta con borde sensible proporciona la señal cuando es sometida a un esfuerzo de tracción. El freno de servicio preferente es el eléctrico y prioriza el frenado regenerativo, con el fin de obtener el máximo nivel de recuperación de energía posible.

El nombre de las unidades

Desde la incorporación de las nuevas locomotoras duales TD2000 «Euskokargo», Euskotren ha recuperado la tradición de bautizar su material móvil. En el pasado, fue común bautizar, bien con topónimos, bien con nombres de accionistas o personas ilustres, las locomotoras de vapor. Desaparecido este sistema de tracción desapareció también esta tradición ya que muy pocas locomotoras diésel o eléctricas han sido bautizadas en nuestro país.

Una de las pocas excepciones fue la Compañía de los Ferrocarriles Vascongados, que identificó sus locomotoras eléctricas Brown Boveri y Asea con los nombres de diferentes montes. Euskotren, heredera de la antigua Compañía de los Ferrocarriles Vascongados ha querido recuperar esta tradición, primero, como se ha señalado, con las locomotoras de la serie TD2000, que recibieron los nombres de diversos ríos cruzados por las vías en las que trabaja el operador vasco.

A ellas les siguieron las unidades eléctricas de la serie 900, bautizadas con los nombres de las principales poblaciones atendidas por Euskotren. Ahora, en el caso de la serie 950 se ha optado por recuperar los nombres de los montes del País Vasco y, en un guiño al pasado, las diecisiete primeras recibirán los mismos nombres que, en el pasado, ostentaron las locomotoras eléctricas de los Ferrocarriles Vascongados.

Línea 3 y la integración del Txorierri en al red de metro

La nueva línea 3 supera en muchos aspectos el concepto de un ferrocarril metropolitano tradicional ya que, junto al clásico recorrido puramente urbano, integrará en sus servicios a dos históricos ferrocarriles operados por Euskotren: el tren del Txorierri y la red que enlaza Bilbao con los municipios de Busturia y Durango, así como su prolongación hacia Ermua-Eibar. Además, también ofrecerá conexión con las líneas de metro 1 y 2, ya operativas en la capital vizcaína, en la estación de Casco Viejo.

La Línea 3 integrará en la red de metro de Bilbao algunos de los barrios más poblados de la capital vizcaína y, al mismo tiempo, contribuirá a mejorar la accesibilidad de sus habitantes. Así, más de 70.000 personas residentes en Matiko, Uribarri, Zurbaranbarri, Txurdinaga y Otxarkoaga, así como en el municipio de Etxebarri quedarán comunicadas con la actual red de ferrocarril metropolitano.