Portada:  Noticia de actualidad


Este año Renfe y la Xunta de Galicia ofrecen siete rutas ferroviarias

Tras el éxito del año pasado, en el que circularon dos trenes turísticos de Renfe, haciendo la Ruta de las Camelias, los Jardines Históricos y, en la costa norte, la Ruta de los Faros, este año los trenes turísticos de Galicia  han incorporado cinco rutas más, con un denominador común: el vino. Estas nuevas rutas vinícolas tienen, mayoritariamente, recorrido por la provincia de Orense, en unas líneas que cuentan con un ambicioso programa, ya en marcha, de rehabilitación de estaciones de Adif para nuevos usos. 


(12/06/2014)  El próximo 14 de junio inicia su recorrido el primero de los siete trenes turísticos que Renfe, la Xunta de Galicia y la Diputación de Orense han puesto en marcha para todos fines de semana hasta el próximo 28 de septiembre.  El fuerte impulso de ese año se apoya en el éxito de la campaña del pasado verano, en la cual más de seiscientos viajeros se subieron a estos trenes, los cuales alcanzaron una ocupación media por encima del 72 por ciento. 

Para estos servicios, Renfe ha destinados dos automotores de la serie 596 (el 014 y el 018)  y uno de la serie 2900 de Renfe Métrica, concretamente el 2902. Estos vehículos han incorporado una decoración exterior con vinilos alusivos a las rutas, y en el interior han incorporado megafonía para las locuciones de los guías y pantallas para dar información adicoinal y vídeos.

border=1
Dos de los trenes turísticos circulan por las orillas del Sil. Puente de Os Peares, confluencia de Miño y Si
border=1
Uno de los automotores de la serie 596 adecuado a estos servicios. Foto Juan Álvarez Villar
border=1
El 2902, el automotor de la antigua FEVE que hace la Ruta de los Faros. Foto Alejandro Martínez Souto

Los siete trenes

border=1
Estaciones como la de Baños de Molgas, a las que llegan estos trenes turísticos, se han recuperado como albergues, restaurantes o museos

Los trenes del vino han sido bautizados como Rías Baixas, Ribeira Sacra, Ribeiro, Monterrei y Valdeorras.  El primero de ellos, el Tren de las Rías Baixas,  tiene su salida de Santiago de Compostela. Desde allí los viajeros podrán llegar, combinando con bus, a Cambados, la bodega Martín Códax, la bodega Pazo de Fefiñáns, y gozar de un espectacular paseo en barco por la Ría de Vigo y por la Isla de San Simón. 

El Ribeira Sacra sale de Orense y permite visitas al Aula Ferroviaria de la Estación de Os Peares, los cañones del Sil, la bodega Regina Viarum, el Centro de Interpretación del Vino Ribeira Sacra y culmina con un paseo en catamarán y degustación de una queimada.

El Tren del Ribeiro sale también de Orense, visitando la bodega Marqués de Vizhoja , el Túnel del Vino y el conjunto histórico medieval de Ribadavia, la Cooperativa Vitivinícola do Ribeiro, el Castro de San Cibrao de Las y su Centro de Interpretación de la Cultura Castreña, completando ruta con la visita a los espacios museísticos de la estación ferroviaria de Santa Cruz de Arrabaldo, donde se acogen el Museo del Traje y el Museo del Automovilismo.

 
El Tren del Vino de Monterrei es otro de los convoyes con origen en Orense. Llegados a Monterrey hay degustación de vinos de la Denominación de Origen Monterrei al pie de su castillo medieval, visitas a la bodega Gargalo, a la estación ferroviaria de Baños de Molgas (Museo de Moncho Borrajo) , a la Colegiata románica de Xunqueira de Ambía, al conjunto medieval de Allariz y a su Festival Internacional de Jardines.
 
 
Finalmente el Tren del Vino de Valdeorras es otro convoy orensano que permite ir esta comarca vinícola siguiendo el río Sil. La ruta incluye un crucero en catamarán por la Ribeira Sacra y visitas a la bodega A Coroa, al Santuario das Ermidas y a la Estación y Aula Ferroviaria de Os Peares.
 
A estas rutas se suman las dos del año pasado. Por un lado la Ruta de los Faros, de Ferrol a Ribadeo, con visitas a espacios tan señeros como la Playa de las Catedrales o el espectacular acantilado de San Andréis de Teixido, con opción de visita a La Coruña. El segundo tren que repite es el de la Ruta los Pazos y Jadines Históricos, con salida de Santiago de Compostela y visita a algunos de los más emblemáticos pazos y castillos gallegos, como el Pazo de Rubiáns, el Castillo de Sotomayor y el Pazo Quiñones de León.
 
Las siete rutas disponen de un servicio de guía especializado durante todo el trayecto, que ayudará al viajero a disfrutar íntegramente del viaje, contando además con el autobús de apoyo para llegar a los destinos desde las estaciones. 
border=1
 

Galicia Rail Pass y otros productos turísticos

Al adquirir cualquiera de estos billetes para los siete trenes turísticos, los viajeros tendrán la posibilidad de adquirir el Galicia Rail Pass. Éste es un bono que permitirá utilizar los trenes de servicio regional, media distancia convencional, larga distancia y Avant de la red de Renfe en Galicia cuantas veces se quiera durante tres días a un precio reducido. A lo largo del año también podrá usarse en fines de semana (de viernes a domingo), puentes y festivos; y en la temporada de verano (entre el 1 de Junio y el 30 de Septiembre, ambos inclusive), se puede utilizar cualquier día de la semana.

El Rail Pass s un bono de carácter personal intransferible. Esta oferta podrán aprovecharla todos aquellos peregrinos que lleguen a Santiago y obtengan la “Compostela”, así como todos los turistas que lleguen a Galicia en tren de largo recorrido. Incluye ofertas de precios reducidos o entradas gratuitas a los museos más destacados de las siete principales ciudades gallegas. 

Esta temporada también se ofrece como novedad la opción de adquirir paquetes turísticos de fin de semana. Éstos combinan las rutas en tren con el alojamiento en un hotel, e igualmente incluyen paquetes combinados de fin de semana contando el viaje en tren desde el resto de España
 
A estas rutas se añaden otras posibles ofertas de trenes turísticos de Renfe, como el nuevo Train and Breakfast Camino de Santiago, el Al Andalus Camino de Santiago y el Transcantábrico, con origen o destino en Santiago. Ya el pasado año Renfe incluyó tarifas mini que permitían disfrutar de recorridos parciales de estos trenes de gran lujo.