Portada:  Noticia de actualidad


El 8 de octubre de 1988 se inauguró el recorrido soterrado de 7 kilómetros de longitud y ocho estaciones

El pasado martes, 8 de octubre, se cumplieron veinticinco años de la puesta en servicio por parte de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) del primer tramo subterráneo en la ciudad de Valencia, lo que constituyó el inicio de una red de metro que, en aquel momento, unía las líneas de ferrocarril de vía estrecha de norte (Llíria y Bétera) con la del sur (Villanueva de Castellón), a través de un túnel de siete kilómetros de longitud, con ocho estaciones: Beniferri, Campanar-La Fe, Túria, Ángel Guimerà, Plaça Espanya, Jesús (hoy Joaquín Sorolla-Jesús), Patraix y Hospital (hoy Safranar).


Veinticinco años del primer servicio en tramo subterráneo de Metrovalencia
 
 
 

(14/10/2013) El túnel descendía al subsuelo desde la estación en superficie de Ademuz (hoy Empalme) y salía de nuevo a cielo abierto en València Sud. Posteriormente, se abrió, también en superficie, la estación de Sant Isidre. 

Ese 8 de octubre de 1988  comenzó su andadura el metro de Valencia, el tercer transporte suburbano de España, después de los de Madrid y Barcelona. Hasta el día de hoy, Metrovalencia ha desplazado a 1.048.259.793 usuarios, teniendo en cuenta que FGV había iniciado su servicio comercial el 1 de enero de 1987, si bien con líneas en superficie.

De esta cifra global 415.426.0009 viajeros se han desplazado en la línea 1 (desde 1999 con Llíria y Bétera conjuntamente hacia Villanueva de Castellón, pero en un principio con líneas separadas en Camp del Túria). La línea 3, que en su origen se extendía desde Pont de Fusta a Rafelbunyol y hoy concluye en Aeroport, registra 375.543.492 usuarios.

El resto de viajeros se reparten entre la línea 5 (Aeroport-Marina Reial Joan Carles I/Torrent Avinguda), con 147.594.545 usuarios, la línea 4 de tranvía (Pont de Fusta-Grao en un principio, hoy Doctor Lluch-Mas del Rosari, con 97.754.850 y la línea 6 (Marítim Serrería-Tossal del Rei), con 11.940.897 pasajeros.

Evolución de la red

En este tiempo, los trenes de Metrovalencia han recorrido 147.207.295 kilómetros. En cabeza de la lista de líneas en lo que respecta a kilómetros recorridos figura la actual línea 1, con 83.900.217 kilómetros, dado que es la más antigua y la de mayor longitud.

Le siguen la línea 3, con 29.496.494 kilómetros, la línea 4, con 19.520.957, la línea 5, con 11.414.894 kilómetros, a los que hay que sumar los 267.478 de su prolongación tranviaria desde Marítim-Serrería a Marina Reial Joan Carles I y, finalmente, la línea 6, con 2.607.254 kilómetros.

Al concluir 1988, Metrovalencia tenía 123,7 kilómetros de red -de los cuales siete eran en subterráneo-, con 79 estaciones -ocho soterradas- que daban servicio a 18.324.124 viajeros. Hoy en día, estas cifras han aumentado hasta los 146,7 kilómetros –de los cuales 25,3 discurren en subterráneo-, 133 estaciones -35 soterradas-, y 63.184.672 usuarios en 2012.

Ampliaciones de la red de Metrovalencia

Tras la inauguración de los siete primeros kilómetros de recorrido subterráneo, con ocho estaciones, el 8 de octubre de 1988, en mayo de 1994 se puso en servicio el primer tramo de la línea 4 de tranvía, con lo que la ciudad de Valencia se convirtió en pionera en España en la reimplantación de este sistema de transporte. El primer tramo de la línea 4 tenía 9,7 kilómetros de longitud y contaba con veintiuna estaciones.

En septiembre de 1998 se prolongó la línea 3 desde la estación de Alameda (inaugurada en 1995) hasta la de Avenida del Cid y se puso en servicio el ramal entre Colón y Jesús, lo que constituyó un hito clave en la evolución de Metrovalencia al llegar al corazón de la ciudad. Además, se conseguía la conexión con Renfe, gracias a la estación de Xàtiva.

Después de varias ampliaciones en 1999, como la llegada del tranvía hasta Televisión Valenciana (TVV) y Feria Valencia y del metro hasta Mislata-Almassil, en 2001 se inauguró la nueva estación de Empalme, que se convierte en un importante eje intermodal de Valencia y su área metropolitana.

En abril de 2005 se puso en servicio el primer tramo de la nueva línea 5, que proporcionará en el futuro un enlace entre la fachada marítima de Valencia (Balcón al Mar) y el Aeropuerto de Manises. El primer tramo cuenta con tres nuevas estaciones (Aragón, Amistat y Ayora) y 2,3 kilómetros de recorrido.

En 2007 se consiguió la ansiada comunicación Puerto-Aeropuerto. En abril se puso en servicio la nueva estación de intercambio de la línea 5 Marítimo Serrería y la prolongación de la línea, en superficie, hasta la dársena del Puerto (parada de Neptú). En el otro extremo de la línea 5, el mismo mes se abrió al público el tramo de prolongación entre Mislata-Almassil y el Aeropuerto de Manises. Con la apertura de estos nuevos tramos de la línea 5 se culminaba la configuración de un importante eje de transporte público que conecta los tres grandes centros generadores de movilidad del área metropolitana: puerto, aeropuerto y estación central de Renfe.

En 2007, además, tuvo lugar en el mes de octubre la entrada en servicio de la línea 6, que cubre el trayecto entre la plaza Tossal del Rei y la estación de Marítim-Serrería a través de un recorrido de 9,2 kilómetros.

Como últimas actuaciones, cabe destacar la inauguración en diciembre de 2010 de las estaciones subterráneas de Alboraya (Palmaret y Peris Aragó), las de Benimámet y Les Carolinas-Fira en mayo de 2011 y el nuevo edificio de entrada a la estación de Safranar en febrero de 2012.

vspace=10