Portada:  Noticia de actualidad


Ha desarrollado este pasado fin de semana pruebas con una composición de 860 metros

Este pasado fin de semana TP Ferro, concesionaria de la línea internacional entre Figueras y Perpiñán, ha culminado su ciclo de pruebas para homologar su línea para el paso de convoyes ferroviarios tipo autopista ferroviaria. La particularidad de estas pruebas es que se ha hecho para convoyes de 860 metros, algo superior a las longitudes de las composiciones de la autopista ferroviaria que la empresa Lorry Rail explota entre las fronteras francoespañola y francoluxemburguesa.


TP Ferro valida su infraestructura para convoyes de gran capacidad tipo autopista ferroviaria
 
Una de las fuertes rampas de esta línea, marco donde ser realizaron pruebas extremas de arranque.
 
 

(18/04/2013)  TP Ferro, que inauguró su tramo internacional hace ya más de dos años viene trabajando para permitir que esa pieza clave del Corredor Mediterráneo, la conexión en ancho estándar con el resto de la red europea, sea válida para todos los tráficos, sean los rápidos trenes de viajeros, como los más largos y pesados trenes de mercanciás. Uno de los clientes con más perspectivas de éxito en estos tráficos son las autopistas ferroviarias. Actualmente, en nuestro país no hay ninguna experiencia activa de este sistema, y al referencia más cercana, y muy exitosa, es la que opera la empresa Lorry Rail justo al otro lado de la frontera, y que, precisamente, tiene buena parte de su clientela entre transportistas españoles.

Dada esta peculiaridad, y que la terminal gala está al borde de la saturación, tanto Lorry Rail como otras empresas vienen trabajando las opciones para instalar terminales de carga de las autopistas ferroviarias al sur de los Pirineos, como la que se baraja hace años con Renfe.o las que más recientemente estudia FGC dentro de su plan de lanzamiento de su oferta de mercancías. La llegada del ancho estándar a Barcelona, y su inminente prolongación a Tarragona y Valencia, han propiciado que se aceleren los trabajos para dar curso a estas ideas.

Y, en consonancia con estas expectativas de tráfico, TP Ferro venía trabajando para homologar su línea, con algunas duras pendientes en ciertos puntos de su recorrido, para el paso de los largos y pesados convoyes de las autopistas ferroviarias al uso al norte de los Pirineos. Así, el pasado mes de julio se realizaron unas primeras pruebas del paso de este tipo de convoyes, en esa ocasión con trenes de 750 metros.

Hace ahora poco más de un año, la titular de las más próxima autopista ferroviaria, Lorry Rail puso en servicio convoyes de 850 metros de longitud.  Esto motivó que la concesionaria de la conexión internacional diera los pasos para que este tipo de trenes, de una longitud y tonelaje que tienden a ser más normales en Europa poco a poco, validara su línea para el paso de estos convoyes.

Asi, el pasado domingo 14 de abril, TP Ferro, Fret SNCF y VIIA  empresa explotadora de las Autopistas Ferroviarias del grupo SNCF-Geodis (ligada a Lorry Rail en esta zona), llevaron a cabo un segundo ensayo de circulación de trenes pesados entre Perpiñán y Llers (cerca de Figueras). Esta prueba confirma la viabilidad técnica de una conexión en autopista ferroviaria entre España y Francia. 

 

border=1

Las dos locomotoras al frente del convoy de la Autopista Ferroviaria.

Las pruebas definitivas: nuevo record de longitud y masa transportada

El ensayo consistió en dos idas y vueltas “test” entre Perpiñán y Llers, en el extremo sur del tramo conun convoy formado por veinticinco vagones cargado cada uno con dos camiones y dos locomotoras. Tras una primera circulación sin paradas, el tren fue sometido a la situación más desfavorable posible en explotación: arrancar tras estar parado en plena vía, con el convoy entero situado en una pendiente de 18 milésimas.

Se realizaron dos pruebas de arranque en dos lugares diferentes y ambas fueron un éxito: el arranque se efectuó con normalidad con una unidad múltiple, sin recurrir a la doble tracción o al empuje. Las pruebas se realizaron con una composición realmente excepcional de alrededor de 2.500 toneladas y 860 metros de longitud, lo cual ha constituído un record tanto para la red francesa como para la española. La composición estuvo formada por 25 vagones tipo Modalhor, que en total transportaban unos 50 remolques de camiones de carretera.

 

 height=76
 



Fret SNCF se encargó de la tracción mediante una unidad múltiple compuesta por dos BB-27000. Para evitar maniobras y facilitar los cambios de sentido, se colocaron dos máquinas más de la misma serie en cola, pero sin participar en la tracción. TP Ferro se ocupó de la dirección de los ensayos y de la gestión de la seguridad, a través de su certificado de seguridad.

Este éxito confirma que, con las prestaciones de las locomotoras de mercancías actuales, esta conexión internacional es apta para los trenes de autopista ferroviaria y permite también la circulación de trenes largos y pesados: más de 850 metros y 2.300 toneladas.

Así pues, después de esta confirmación técnica, la construcción de una terminal tipo autopista ferroviaria en Cataluña permitirá operar este tipo de trenes directos entre el norte de Europa y España, contribuyendo así al auge de este modo de transporte de mercancías económico, limpio e innovador.

 

border=1