Operadores:  Noticia de actualidad


Declaraciones del presidente de Renfe en Londres

Renfe presentó ayer su currículum vitae al mundo. Lo hizo en Londres, donde su presidente, Teófilo Serrano, asistió al World Travel Market, una feria de turismo de referencia mundial. Fue la primera vez que viaja a la cuna del ferrocarril como presidente de la compañía. “Queremos convertirnos en un referente fuera de España y nos sentimos preparados para presentarnos a los concursos que convocan países de Europa avanzados en cuanto a liberalización ferroviaria, como Inglaterra, Francia y Alemania, para ceder la explotación de servicios”, afirmó Serrano durante un almuerzo organizado con los corresponsales españoles.


“Queremos gestionar servicios de cercanías y alta velocidad fuera de nuestras fronteras”
 
 
 

(12/11/2009) Hasta ahora la cooperación de Renfe con países de su entorno se había reducido a la venta de material fuera de servicio en España para su restauración y uso fuera de nuestras fronteras. Pero la pasada primavera la Operadora se prestó a asesorar en cuestión de alta velocidad a países interesados en esta tecnología como Estados Unidos, Egipto, Marruecos o Noruega. Este otoño ha dado un paso más y ha anunciado que se presentará a concursos en el extranjero. De hecho ya está manos a la obra, concentrada en ganar dos, uno en Brasil y otro en Arabia Saudita.

Teófilo Serrano afirmó que la compañía se siente fuerte y se atreve con todo. En esta edición del World Travel Market han podido presumir de que en 2010 Renfe tendrá la flota más moderna de toda Europa. “Tenemos bagaje suficiente como para asesorar, comprar y explotar material y hemos salido al mercado a por ello. Renfe tiene que ser de las tres o cuatro empresas europeas de referencia en nuestro sector y para conseguirlo tenemos que salir de España a hacer lo que sabemos hacer, que es gestionar servicios de interés público como el de cercanías o AVE.” Por ahora no tienen nada adjudicado pero en el futuro se irá viendo qué áreas se abren para Renfe fuera de España.


En concreto, la presentación que ha traído a Gran Bretaña como su currículum vitae han sido dos vídeos en el que muestran al mundo lo que son capaces de hacer. Uno de ellos como explotadora de servicios de cercanías y otro de servicios AVE, un área en que Gran Bretaña se antoja como una gran oportunidad para la operadora.

España compatibiliza tecnologías

La gran isla no tiene ninguna línea de alta velocidad aparte del Eurostar que une Londres con París bajo el Canal de la Mancha y en el año 2011 habrá además nuevas licitaciones de franquicias de la East Coast en las que, según anunció Serrano, Renfe quiere participar. Frente a sus dos mayores competidores en alta velocidad, Francia y Alemania, la operadora ofrece un sistema que compatibiliza la tecnología de distintas empresas.

“Es cierto que tanto Alemania como Francia llevan más años desarrollando su propio material pero eso les hace prisioneros de su tecnología. Nosotros sabemos poner juntos equipos de distintos fabricantes y hacerlos funcionar”, afirmó ayer Serrano. Sin embargo no se plantea hacerse con la gestión de la primera red de alta velocidad que recorrerá la isla de Londres a Edimburgo y que el Gobierno Británico acaba de poner a la venta.


Serrano aseguró que todos los usuarios de la red española se beneficiarán de la internacionalización de Renfe. El dinero que gane la operadora con sus nuevos negocios revertirá en los usuarios con nuevas mejoras en el servicio.

Si por fin se consiguiera operar en la cuna del ferrocarril el trabajo más duro sería conquistar a los usuarios ingleses. El número de personas que circulan por la red británica diariamente triplica al español. Son pasajeros hastiados de billetes caros y retrasos constantes que olvidaron hace tiempo el orgullo de ser pioneros del ferrocarril y sufren las consecuencias de un material obsoleto.