Infraestructuras:  Noticia de actualidad


Se han iniciado las pruebas de la nueva terminal marítima

La llegada al Muelle Prat del buque portacontenedores ESHA ha supuesto la puesta en marcha, en fase de pruebas, de la nueva y espectacular terminal marítima construida y explotada por Tercat. Las dimensiones y capacidades de esta nueva terminal superan los márgenes habituales de cualquier puerto español, en la cual se ha hecho una especial apuesta ferroviaria, dotándola de la mayor terminal ferroportuaria del sistema español de puertos.


El puerto de Barcelona pone en marcha la mayor estación ferroportuaria de España
 
Maquinaria de vía en el tramo de acceso a la nueva terminal. Al fondo, las grúas de Tercat en el
Muelle Prat, junto a la nueva estacion. Foto Manuel Zambruno
 
 

(04/07/2012) Tercat es una de las grandes operadores intermodales del puerto barcelonés. Si bien es una empresa con una presencia consolidada en este puerto, la construcción de la ampliación del puerto en su zona sur, más allá de la antigua desembocadura del Llobregat, le ofreció una posibilidad de ampliar sus capacidades. Al tiempo de aumentar superficies, Tercat diseñó una terminal con alto nivel de automatismo en la gestión de contenedores  a la que dotó de una gran terminal ferroviaria.

Esta estación cuenta con ocho vías, convirtiéndose así en la mayor terminal ferroviaria de todos los puertos españoles que conectará con todo el tráfico originado en el sur de Europa o con destino en el continente. Estas vías tienen todas 750 metros de longitud con doble ancho, ibérico y estándar UIC.

El Puerto de Barcelona ha invertido 41 millones de euros en ejecutar la red interna vial y ferroviaria y los accesos ferroviarios provisionales para dar servicio a la terminal. La conexión ferroviaria en ancho ibérico ya está operativa, mientras que el enlace ferroviario en ancho de vía internacional quedará completado el próximo mes de septiembre. En un segundo momento, y de la mano de un ambicioso plan ferroviario, la terminal se conectará directamente con una gran terminal central ferroportuaria en el antiguo cauce del Llobregat desde la cual se accederá directamente a la RFIG esquivando los complejos tramos por la Zona Franca.

vspace=10

Plano del ramal de acceso y la nueva vía de enlade hacia el contrabucle.
Pinchar aquí para ver en grande

Actualmente todo el tráfico que entrará al nuevo muelle discurrirá por la vía madre inscrita en medio de la Calle 4, un largo vial que, procedente de Can Tunis, cruza del lado monte al mar toda la Zona Franca y el puerto. Esta vía da acceso actualmente a terminales de contenedores, automóviles y toda la zona de combustibles.

El gran tráfico que soporta genera severos problemas de movilidad rodada a la Zona Franca, que obviamente se incrementarán con el producido por este nuevo Muelle Prat, lo cual ha generado continuas protestas de los industriales. Por ello se trabaja en un diseño de una nueva vía que enlace la Calle 4 desde la zona portuaria con un eje que conecta con Can Tunis por su lado norte, usando el Bucle Ferroviario. Para ello sólo es preciso tramar un corto ramal de conexión, que ejecutará Adif, pero que exige el previo derribo de una nave industrial (de la empresa Combalia).

Como esto aún no se ha iniciado y como es previsible que, en cualquier caso, el tráfico se incremente en el actual eje de la Calle 4, Adif ha adjudicado unas obras de mejora del vial a la empres Guinovart el pasado 19 de junio para mejora del vial. En paralelo la Autoridad Portuaria está licitando obras en el citado Contrabucle Ferroviario para insertar un cuarto carril que permita la circulación de trenes de ancho estándar y los de vía métrica de FGC.

 

 

vspace=10 vspace=10

Tramo de vía ya montado en el acceso al Muelle Prat.
Foto Manuel Zambruno

La vía de la calle 4 a la altura de la nave de Combalia (a la derecha). Ésta será derribada y por allí saldrá el nuevo ramal de conexión hacias las vías del contrabucle y el acceso norte a Can Tunis. Foto Manuel Zambruno

 

Una terminal revolucionaria que recibe su primer barco  

vspace=10

El Esha desembarcando los primeros contenedores de la nueva terminal del Muelle Prat

Tercat miembro del grupo Hutchison Port Holdings (HPH), ha recibido la escala de este primer barco, el Esha, en su nueva terminal Muelle Prat, lo que ha supuesto el comienzo de la fase de pruebas de todo el equipamiento y sistemas informáticos.

La descarga de contenedores de este barco ha funcionado perfectamente, validando la operativa del equipo de la terminal con el sistema operativo "Ngen". Así se ha manipulado un total de 436 contenedores, alcanzando una media de productividad de 30 movimientos por grúa y hora.

Está previsto que la instalación esté funcionando a pleno rendimiento el 2013 y una vez finalizada esta primera fase dispondrá de 1.500 metros de muelle, un calado de 16,5 metros y una explanada de 100 hectáreas. Esta terminal es el proyecto portuario tecnológicamente más avanzado del Mediterráneo, capaz de operar varios mega-portacontenedores de manera simultánea. En una segunda fase se prolongarán otros 600 metros la línea de atraque, hasta completar los 2.100 metros, con capacidad para operación simultánea de siete grandes portacontenedores, 132 hectáreas de zona de almacenaje y calados de hasta 18 metros.