Infraestructuras:  Noticia de actualidad


Un total de 35 kilómetros de doble vía electrificada en ancho ibérico

Este pasado domingo entró en servicio comercial un nuevo tramo de doble vía en la línea Alcázar-Valencia, concretamente entre la estación del Villar de Chinchilla y el embalse de Almansa. Este tramo, que estuvo en servicio hasta el año 2006, y que fue desmantelado poco después, ha sido rehecho y ahora encaminará todos los tráficos de viajeros y mercancías. Entre tanto, la primera variante inaugurada en 2006, con geometría de alta velocidad, inicia su adecuación para encaminar sobre ella, en ancho estándar UIC, los trenes de alta velocidad hacia Alicante.


Se recupera, después de seis años, el servicio ferroviario en Alpera
 
Zona de inicio del tramo reabierto, en las proximidades de El Villar, con un tren de carga al paso. Foto BB3600
 
 

(23/02/2012) La historia del ferrocarril en el municipio albaceteño de Alpera es un proceso de ida y vuelta. Fue MZA quien hizo llegar el primer tren en 1857, al inaugurar el tramo Albacete-Almansa. Este tramo fue experimentando mejoras con los años sin alterar su planta, duplicándose y electrificándose durante el siglo XX. En 2006 Adif puso en servicio la Variante de Alpera, que, sensu strictu, es la única variante que realmente hay en esta zona. Esta nueva vía aportaba una sensible mejora con respecto al trazado decimonónico, ya que acortaba el recorrido en 7,6 kilómetros y se ganaba en lo referido a las condiciones de circulación, con una mejor geometría de trazado.

La obra se incardinaba en una serie de intervenciones en el tramo Albacete-Almansa que iban mejorando las prestaciones de la línea convencional, recortando tiempos de recorrido y, de alguna manera, preparando el terreno para la futura implantación del ferrocarril de alta velocidad hacia Alicante y Valencia. Esta variante de Alpera, junto a la gran variante desde La Encina a Játiva habían sido hasta entonces las más relevantes intervenciones. 

vspace=10

Un Talgo pasa por Alpera en 2004, dos años antes de su cierre.

Tras la inauguración del año 2006 se decidió dar de baja y desmantelar integralmente la plataforma, pero, finalmente, en enero de 2010 se decidió rehabilitar esta línea en su formato original, una doble vía de ancho ibérico con la tensión estándar de Adif, 3.000 V CC. Sobre ella se encaminarían las circulaciones convencionales, básicamente mercancías y algún servicio de viajeros en ese ancho.

La variante, construida en 2006 en ancho ibérico, se adecuaría así para los nuevos servicios de alta velocidad en ancho estándar UIC y la tensión nominal de estos trenes, los 25.000 V CA.

La reposición de esta doble vía, que se sitúa exactamente entre los puntos kilómetricos 317,878 y 353,255, se emprendieron con un monto de 17.479.585 euros sólo en las partidas referidas a plataforma, ya que el importe para electrificación y señalización se integra dentro de las partidas para esos epígrafes del tramo desde Albacete hasta Almansa-La Encina.

El trazado ahora reabierto tiene una longitud de 35,4 kilómetros y discurre en su integridad por la provincia de Albacete, concretamente por los términos municipales de Higueruela, Bonete, Alpera y Almansa.

vspace=10

La vía a la altura de la vieja estación de Bonete, en el original trazado ferroviario, en la fase de inicio de trabajos, previo al extendido del balasto

La reapertura del tramo ha supuesto también la reapertura de la estación de Alpera, situado en el kilómetros 337,900, que se reabre como apartadero. Por su parte, se ha dado de baja el tramo hasta ahora en servicio, lo cual implica también la baja provisional del Apartadero de Bonete, situado en el kilómetro 330,841. A partir de ahora se iniciarán en este tramo los trabajos de desplazamiento de carril al nuevo ancho estándar UIC. 

vspace=10 vspace=10

La estación de Alpera en la fase final del proceso de reinstalación de las vías
Foto Juan Francisco de la Rubia

Imagen del primer trazado, en su fase sin vías, y la variante de Alpera
cruzando sobre él.


Esta baja de trazado se enmarca en los procesos de construcción de ese nuevo eje de alta velocidad que desde Albacete dará continuar a la línea de alta velocidad  procedente de Madrid con destino a Alicante y Murcia y a Valencia por La Encina.

El itinerario ya se han realizado obras de carácter parecido, que han recuperado itinerarios históricos dados de baja, que canalizarán el futuro tráfico en ancho ibérico, mientras se adecuan los tramos reformados en las dos últimas décadas para la alta velocidad, como han sido sobre todo las nuevas vías de Albacete a Chinchilla, las variantes en torno a Chinchilla y el Villar . Por el lado contrario, este tramo ahora reabierto finaliza justo en el punto donde se inicia la nueva Variante de Almansa, ahora en fase muy avanzada de construcción, que encaminará a los trenes de alta velocidad hacia el nuevo nudo de La Encina.

vspace=10

Mapa con la actual situación ferroviaria