Infraestructuras:  Noticia de actualidad


La empresa Sacyr se ha adjudicado las obras de remodelación de la estación barcelonesa por 26,4 millones de euros

El Ministerio de Fomento, a través de Adif, ha adjudicado a la empresa Sacyr las obras de remodelación de la cabecera norte de la estación de Barcelona Sants para su conexión con el túnel de la línea de alta velocidad Madrid-Barcelona-frontera francesa que enlazará con La Sagrera. El presupuesto de la adjudicación asciende a 26.420.628 euros.


La cabecera norte de Barcelona Sants se adapta para su conexión con el nuevo túnel de alta velocidad
 
 
 

(06/09/2011) Actualmente, los andenes y las vías de alta velocidad en Sants están orientados hacia el este (avenida de Roma). El nuevo túnel de alta velocidad enlaza con la terminal desde el noreste (calle Provença), lo que hace necesario reorientar su disposición y alinear las instalaciones para adecuarlas a la nueva configuración. Posteriormente, y mediante los aparatos de vía correspondientes, enlazarán con la vía doble que proviene del túnel de alta velocidad Sants-La Sagrera.

El proyecto comprende un conjunto de modificaciones de la estructura subterránea de la estación para llevar a cabo una redefinición del haz de vías. De este modo, se reconstruirán cinco pilares y se demolerán cincuenta metros de tramo de muro pantalla que sirve de soporte de la cubierta actual, para su sustitución por celosías metálicas de reparto apoyadas en la nueva pantalla de contención del túnel, así como una nueva línea de pilares compatible con las dimensiones geométricas que requiere el tráfico ferroviario. La nueva definición del haz de vías permitirá, en un futuro, la incorporación de las vías actualmente empleadas para tráficos de ancho convencional a dicha configuración.

Para conseguir la nueva disposición, se retirarán las seis vías de alta velocidad en su cabecera norte para la posterior ejecución de un nuevo trazado de ochocientos metros de longitud, mediante el montaje de vía sobre balasto. Asimismo, se colocará catenaria rígida y se recolocarán las instalaciones de seguridad y comunicaciones, manteniendo la tecnología actual.

Los trabajos se complementarán con la demolición y posterior reconstrucción del extremo norte de los cuatro andenes destinados a servicios de alta velocidad.

La solución constructiva adoptada permite mantener la losa de cobertura actual, lo que representa una significativa reducción de las afecciones a la movilidad en superficie, ya que evita suprimir el tráfico de vehículos en una zona que registra una gran densidad de circulación.