Internacional:  Noticia de actualidad


La red de alta velocidad conectará la capital, Rabat, con Marrakesh, Agadir y Casablanca

Los Ferrocarriles Nacionales de Marruecos (ONCF) han adjudicado a un consorcio formado por Egis y su socio marroquí, Ingema, un contrato para el diseño y dirección de la construcción de tramo norte de 87 kilómetros de la línea de alta velocidad Kenitra-Tánger


Comienzan los primeros trabajos de la línea de alta velocidad marroquí Kenitra-Tánger
 
Andén de la estación de viajeros de Casablanca.
 
 

(14/07/2010) Tanto Egis Rail y Egis Estructuras & Medioambiente estarán implicados en el proyecto hasta 2013.

El pasado mes de abril, ONCF adjudicó a un consorcio encabezado por Systra el contrato para dirigir la obra civil del tramo sur, de 122 kilómetros, de la línea. Systra también llevó a cabo el estudio de diseño básico de los sistemas de infraestructura general y de explotación, que se completó el pasado mes de diciembre.

Trabajos preliminares

Ya han comenzado los trabajos preliminares del proyecto, cuyo coste se eleva a unos 1.800 millones de euros, y que se concluirá en 2015. El gobierno marroquí aportará unos 434 millones de euros al proyecto, mientras que el gobierno francés y el ejecutivo europeo contribuirán con 172 y con 1.113 millones de euros, respectivamente.

Se prevé que ONCF encargue a Alstom una flota de trenes de alta velocidad Dúplex, cuyo mantenimiento se realizará en unas instalaciones construidas para dicho fin en Tánger.

Si se llega a llevar a cabo el plan director de ONCF, se completarán 1.500 kilómetros de vías en 2035, con un coste de 2.262 millones de euros. El tiempo de viaje entre Casablanca y Marrakesh podría recortarse en una hora y veinte (ahora son más de tres horas), y desde la capital, Rabat y Tánger, en un hora y media, frente a las cuatro horas y media de la actualidad.