Internacional:  Noticia de actualidad


Una de las rutas que se barajan conectaría el país asiático con Alemania a través de Rusia

La idea de que un tren de alta velocidad recorra Asia y Europa de punta a punta puede parecer disparatada, pero no deja de tener su atractivo. Esa es la idea que está barajando China: la construcción de una nueva Ruta de la Seda, en la que los viajeros podrían viajar desde las regiones desérticas del oeste de China a las estepas rusas y las llanuras del norte de Alemania a más de 320 kilómetros. Todo ello sin necesidad de coger un avión. Y si alguien estuviera dispuesto a hacer todo el trayecto en tren, podría partir de Pekín y llegar a Londres en 48 horas.


China estudia la construcción de una línea de alta velocidad que conecte Asia y Europa
 
El tren chino CRH, que circula a 380 km/h, es el más rápido del mundo.
 
 

(23/03/2010) China tiene entre manos un proyecto para hacerlo realidad. Personas implicadas en él mismo y autoridades del país han reconocido mantener negociaciones con varios países para establecer una red de alta velocidad tanto por el sureste asiático como por Asia central. El objetivo sería conectar con la red europea.

Una de las rutas que se barajan conectaría China con Alemania a través de Rusia. Por otra parte, se está estudiando tender una segunda línea en el sureste asiático, por Malasia, Birmania, Vietnam y Tailandia. De hecho, la red asiática ya ha comenzado a construirse en algunos tramos. También se valora otra que atraviese India, Pakistán y prosiga hasta Oriente Medio.

Récords

El proyecto de China sería de tal envergadura, con diecisiete naciones implicadas, que para financiarlo se requeriría la participación de gobiernos, bancos y del sector privado. No menos sorprendentes son los plazos: China quiere llevarlo a cabo en los próximos diez años.

El país asiático ha desarrollado el ferrocarril de alta velocidad a pasos de gigante. En 2008, inauguraba su primera línea de alta velocidad. Dentro de unos años batirá otro récord, cuando entre en servicio la ruta de alta velocidad más larga, Pekín-Shanghai.

Expansión internacional

La estrategia de futuro de China pasa también por exportar su tecnología a otros países. Actualmente, ya participa en un proyecto en Turquía, pero las autoridades chinas han reconocido en varias ocasiones su interés por el mercado de Europa, así como por Latinoamérica y Estados Unidos. Respecto a este último, el gobierno chino ha manifestado su intención de participar en concursos para la construcción de nuevas líneas.