Internacional:  Noticia de actualidad


Se construirá una nueva estación subterránea en Stuttgart y una nueva línea de alta velocidad a Ulm

El ministro federal de Transportes de Alemania, Peter Ramsauer y el presidente de Deutsche Bahn, Rüdiger Grube, han anunciado oficialmente el arranque del gran proyecto Stuttgart 21. El pasado 2 de febrero, junto con el presidente regional de Baden-Württemburg, Günther Oettinger, el alcalde de Stuttgart, Wolfgang Schuster y la directora de la región de Verband Stuttgart, Jeannette Wopperer, dieron el pistoletazo de salida para el comienzo de un ambicioso proyecto, cuyo objetivo es reemplazar la actual estación principal de Stuttgart por una estación subterránea.


(05/02/2010) La nueva estación se construirá en el mismo emplazamiento, pero a doce metros por debajo de la superficie, con andenes directos que evitarán a los trenes ICE de larga distancia pérdidas de tiempo al tener que invertir la marcha. La mayor parte del histórico edificio protegido se conservará, y ofrecerá acceso a los cuatro andenes y ocho vías de la futura estación, cuya arquitectura permitirá que la luz del día penetre en las vías.

El emplazamiento de la futura estación y sus vías de aproximación se expropiarán para su reurbanización. Los planes existentes incluyen edificios comerciales y residenciales, además de oficinas y al menos 11.000 apartamentos.

width=523

Imagen virtual del proyecto ganador de la estación de Stuttgart. 


Segunda parte del proyecto

La estación subterránea de Stuttgart será el primer paso hacia la segunda y no menos espectacular parte del proyecto: una línea de alta velocidad de 84 kilómetros de longitud que se extiende hasta Ulm. Se construirá en paralelo a la autopista A8, y situará los tiempos de viaje entre las dos ciudades en tan solo veintioho minutos. Además, evitará a los trenes la necesidad de subir el famoso Geislinger Steige, donde la velocidad se limita a 60 ó 70 km/h.

Túnel Filder

Un importante elemento del proyecto es el túnel Filder, de 9,5 kilómetros de longitud, que se encuentra en dirección sur desde la estación principal, y está cercano a una nueva estación que dará cobertura al aeropuerto de Stuttgart y a recintos feriales. El viaje entre el centro de la ciudad y el aeropuerto, que ahora se sitúa en veintisiete minutos, se reducirá a ocho.

En parte debido a su coste, el proyecto Stuttgart 21 ha generado, y sigue generando considerable controversia. Su precio de partida se sitúa en 6.500 millones de euros, de los que 4.200 millones se destinarán a la nueva estación y obras de aproximación. Sin embargo, el coste puede volver a elevarse antes de la fecha de conclusión del proyecto, en la actualidad prevista para 2019.