Operadores:  Noticia de actualidad


La autorización de compra asciende a 270 millones de euros • El 11 de febrero finaliza el plazo de presentación de ofertas • Serán los primeros trenes AVE de gran capacidad

Renfe anuncia hoy en su página web el inicio del proceso de licitación para la adquisición de diez trenes de alta velocidad con los que la operadora realizará el tráfico internacional a través del túnel Figueras-Perpiñán. La autorización para la compra fue aprobada el pasado mes de noviembre por el Consejo de Administración de la empresa por un importe de 270 millones de euros.


Renfe inicia la licitación para la adquisición de diez trenes de alta velocidad para servicios a Francia
 
 
 

(22/01/2010) Los trenes deberán ser operables tanto por parte de Renfe como por la francesa, SNCF. Este proceso es el primero que Renfe inicia para la adquisición de trenes de alta velocidad tras las licitaciones que se realizaron en 2003 para la compra de los trenes AVE que circulan entre Madrid y Barcelona y Madrid-Málaga.

Participación de Integria

Según el pliego de condiciones que se aprobó por el Comité de Dirección de Renfe, los trenes que se fabriquen deberán ser de alta velocidad, para circular a más de 300 km/h, y tener una capacidad superior a quinentas plazas por vehículo. Además, se establece que la empresa adjudicataria deberá fabricar un mínimo del 20 por ciento de los trenes adjudicados en los talleres de Renfe Integria.

Una vez publicado el anuncio, el siguiente paso del proceso que hoy se inicia, consiste en la presentación de las solicitudes de participación por parte de los fabricantes de trenes que tendrán de plazo hasta el próximo 11 de febrero. Conocidos los detalles de las empresas que deseen participar en la licitación, Renfe les enviará una carta invitándolos a concurrir, proceso que deberá concluir con la entrega de los trenes por parte del fabricante a finales de 2012, coincidiendo con el inicio de la explotación comercial del corredor.

Con la adquisición de estos trenes Renfe se va a dotar del material necesario para la primera conexión internacional en alta velocidad que tendrá España. Al tiempo, serán los primeros trenes de gran capacidad que la operadora tendrá en su flota lo que, en la práctica, supone la posibilidad de abaratar precios y hacer del tren de alta velocidad un medio de transporte más asequible para el conjunto de los ciudadanos.