Operadores:  Noticia de actualidad


La adaptación de la red de transporte público en Cataluña será total e integral en 2012 • Cada estación dispone de una media de tres ascensores

En cumplimiento de los objetivos fijados en la Ley catalana de promoción de la accesibilidad, la Ley de Movilidad, las Directrices Nacionales de Movilidad, así como el Plan de Transporte de Viajeros de Cataluña, el gobierno regional está desarrollando un conjunto de actuaciones para la mejora de la accesibilidad a la red de transporte público de Metro, ferrocarril (FGC) y autobuses interurbanos. Estas actuaciones permitirán una adaptacioón total e integral de la red de transporte público en Cataluña a partir del año 2012.


El 70 por ciento de la red de Metro de Barcelona y el 95 por ciento de las estaciones de FGC ya son accesibles
 
 
 

(30/09/2009) El objetivo es garantizar la accesibilidad del conjunto de ciudadanos a la red de transporte público, para que puedan acceder y moverse en igualdad de condiciones. Para ello, no sólo se construyen las nuevas estaciones completamente accesibles, sino que, además, se adapta toda la red existente. Así lo ha hecho saber el consejero de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalitat de Cataluña, Joaquim Nadal, durante la I Jornada para la accesibilidad universal en el transporte público celebrada el pasado lunes en el auditorio de la Once en Barcelona.

La adaptación de la red de transporte público en Cataluña es una adaptación total e integral que tiene en cuenta todos los aspectos, con el fin de que sus beneficiarios no solo sean las personas con movilidad reducida sino también otros usuarios como personas mayores y adultos con cochecitos de niños, maletas, bicicletas, etcétera. Así, las adaptaciones de las estaciones incluyen, de una parte, la eliminación de barreras arquitectónicas, la instalación de ascensores (una media de tres elevadores por estación), de escaleras mecánicas y rampas, el recrecimiento de andenes, así como la adaptación de los trenes y vehículos para que las personas con movilidad reducida puedan superar los diferentes desniveles.

hspace=10Por otro lado, la adaptación también comprende la instalación de la tecnología y los elementos adecuados para facilitar la movilidad de las personas con discapacidad sensorial, visual o auditiva. En este sentido, la adaptación de la red de transporte público también incluye la colocación de encaminamientos para invidentes, con pavimento diferenciado, máquinas de venta y validación para discapacitados visuales y auditivos, servicio de megafonía para informar de las paradas y el recorrido, pantallas informativas, y avisadores luminosos y acústicos para el cierre de puertas, entre otros. 

Estaciones adaptadas 

Así, ya se ha adaptado el 70 por ciento de la red de metro, concretamente 87 estaciones de 123, lo que ha supuesto la instalación de más de 250 ascensores en toda la red, entre otros trabajos de adaptación integral. También el 95 por ciento de las estaciones de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) son ya plenamente accesibles. Estas mejoras han supuesto una inversión global de 516 millones de euros.

De las estaciones de metro restantes, diecisiete más se encuentran en obras, lo que supone el 14 por ciento del total. El resto de estaciones pendientes de adaptar están en fase de redacción del proyecto o bien a punto de iniciar las obras. De las diecisiete estaciones que se encuentran en obras para su adaptación, algunas se incluyen en el marco de un proyecto más amplio de remodelación y ampliación integral. Las estaciones en obras son:

Línea 1: Santa Coloma, Arcode Triomf, Torrassa

Línea 3 Zona Universitaria, Palacio Real, Les Corts, Tarragona, Paseo de Gracia, Diagonal, Montbau, Lesseps

Línea 4: Guinardó, Bogatell, Llacuna, Selva de Mar

Línea 5: Can Vidalet y Collblanc

De éstas, se prevé que a finales de 2009, se hayan completadolos trabajos de adaptación en las estaciones de Santa Coloma de la L1, y Tarragona, Les Corts y Paseo de Gracia de la L3, llegando al 74 por ciento de red adaptada. La estación de
Paseo de Gracia quedará totalmente adaptada con la instalación por parte de Adif de un ascensor a pie de calle.

En cuanto a las últimas estaciones mejoradas en materia de accesibilidad, han sido las de María Cristina y Montbau de la L3, y la estación de Diagonal de la L5. Se espera adaptar las dicinueve estaciones pendientes antes del 2012, salvo algunas que tendrán correspondencia con la L9, que se está construyendo en la actualidad,de manera que las obras se coordinarán para minimizar afectaciones, así como otras que se abordarán con la mejora global de intercambiadores.

FGC: la línea Llobregat-Anoia plenamente adaptada

hspace=10Por otra parte, se ha adaptado el 95 por ciento de las instalaciones de FGC: en concreto, 72 de las 76 estaciones, tanto en la línea del Vallés como la de Llobregat - Anoia. Las últimas estaciones en adaptarse de la red de FGC han sido San Gervasi, Pl. Molina (en mayo las dos) y San José (en junio).

Por otro lado desde el pasado mes de junio, la línea Llobregat-Anoia de FGC ya está totalmente adaptada para personas con movilidad reducida, con la puesta en funcionamiento del último ascensor en la estación de San José, que conecta el vestíbulo con el andén sentido Barcelona. Así, las 43 estaciones que integran la línea, y también las 42 unidades de tren de la serie 213 que circulan, están completamente adaptados.

La accesibilidad universal de la línea Llobregat-Anoia de FGC beneficia directamente a los veintiún millones de usuarios que la utilizan anualmente, según datos del año 2008. Aparte de la estación de San José, se han llevado a cabo obras de mejora de la accesibilidad de otras estaciones de la línea Llobregat-Anoia, desde el 2007, entre ellas las de Pallejà, Europa Fira, Martorell Central, Manresa Alta, o Gornal.

En cuanto a la línea Barcelona-Vallés, ya se ha adaptado el 90 por ciento de la red, en concreto veintinueve estaciones de un total de 33. Las cuatro restantes están en fase de redacción de proyecto (Gracia, Sarriá, Putxet y Pie de Funicular).

El reto de la adaptación de la red en Barcelona

La Generalitat aborda la adaptación de la red ferroviaria de transporte público de una manera integral. Esto hace que no sólo contemple la accesibilidad para personas con movilidad reducida en todas las estaciones y prolongaciones de línea de nueva construcción, sino que haya emprendido también la adaptación de toda la red de transporte público ya existente, y este último punto es el más singular y complejo.

width=699

Así, ya se construye adaptada la nueva L9, cuyo primer tramo se pondrá en servicio este otoño, la prolongación de la L5 hasta la Vall d'Hebron, o las nuevas estaciones de la L3 de Roquetes y Trinitat Nova, estrenadas hace un año. De esta manera, una vez entren en servicio las nuevas estaciones, y a medida que la red de Metro de Barcelona se vaya prolongando, el índice de adaptación de la red de metro se incrementará considerablemente.

Así, los esfuerzos en este ámbito se centran especialmente en terminar de adaptar una red antigua y muy urbana, con las dificultades técnicas que ello supone. Incorporar ascensores y eliminar barreras arquitectónicas en estaciones del siglo pasado, en servicio y en el centro de la ciudad conlleva, a menudo, molestias a los usuarios y vecinos, pero también supone un reto técnico y económico que pocas ciudades en el mundo han asumido.

Por otra parte, las actuaciones, en muchos casos, no se centran sólo en la adaptación de la estación, sino que se incluyen dentro de un proyecto de mejora y ampliación global de vestíbulos y intercambiadores, como el de la Sagrera, ya en servicio, el de Diagonal, que se abrirá próximamente, y el de Arco de Triunfo, en construcción.

Este esfuerzo que se está llevando a cabo para eliminar barreras arquitectónicas y habilitar los elementos necesarios para garantizar una movilidad libre y universal a toda la red de transporte público ha situado a Barcelona y su área metropolitana, entre las ciudades europeas más accesibles de Europa, destacando por su labor en la adaptación de estaciones antiguas, frente a otras ciudades europeas que se encuentran también bien posicionadas, pero en este caso para construir red nueva, que ya está adaptada, y no tanto para adaptar la red existente.

Accesibilidad en ciudades europeas (con su área metropolitana), según datos del 2008

En este sentido, según datos del 2008, la adaptación de la red de metro de la Región Metropolitana de Barcelona se encuentra muy cerca de otras ciudades como Frankfurt, que tiene el 74 por ciento del metro adaptado, o Berlín, con el 64 por ciento.

width=750

En cuanto a la red de tranvía y metro ligero, Barcelona cuenta con la totalidad de la red adaptada, como Madrid, Manchester, Londres o París, y por encima de ciudades como Berlín y Frankfurt, con una red más antigua.

Finalmente, en cuanto al tren, la media de adaptación de la red de Adif (26 por ciento) y la de FGC (90 por ciento) sitúan Barcelona al lado de ciudades como Madrid, con el 46 por ciento adaptado, o Manchester, con el 53 por ciento.