Historia:  Últimos artículos


Los primeros vehículos restaurados de la colección fueron expuestos el pasado día 8 en el patio anexo de la cochera del Triangle

Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) ha decidido crear una fundación con el objetivo de asegurar la conservación y la difusión de su patrimonio histórico, cultural y social, que es a la vez la memoria de más de un siglo de transporte público en la ciudad de Barcelona y los otros municipios metropolitanos. La primera tarea de la Fundación TMB será preservar, recuperar y ordenar el rico fondo de documentos y vehículos históricos existente en la empresa, pero también podrá hacer otras actividades de promoción y fomento del transporte público y sus valores.


TMB crea una fundación para conservar y difundir el patrimonio del transporte público metropolitano de Barcelona
 
Imagen de uno de los tranvías que compondrán la colección del museo
 
 

(10/07/2009) La Fundación TMB nacerá con un valioso fondo de más de sesenta vehículos históricos que han prestado servicio en Barcelona y que alcanzan todas las épocas, desde finales del siglo XIX hasta principios del XXI: catorce tranvías, veintitrés autobuses, un trolebús (cedido por la Asociación de Amigos del Ferrocarril), un coche del funicular de Montjuïc, cuatro trenes o partes de tren de metro, catorce vehículos de bomberos y cinco vehículos auxiliares. Aproximadamente un tercio de las piezas están en buen estado o se ha comenzado la restauración, mientras que el resto están en espera de ser rehabilitados.

Se busca ubicación para el museo

Los últimos años TMB ha llevado a cabo directamente la tarea de reagrupar y recuperar su colección de vehículos –parte de la cual había sido cedida a la Fundación Museo del Transporte de Castellar de n'Hug–, de cara a dar contenido a un futuro museo del transporte y exposición permanente abiertos al público, para los cuales se busca ubicación en Barcelona o su entorno inmediato. 

hspace=10

Exposición de presentación de los fondos del museo

Entre los vehículos restaurados hasta ahora hay piezas tan significativas como el autobús Chausson número 59, representativo de la renovación del material móvil en los años 50, y el tranvía número 867, construido por Macosa (Can Girona) en 1924 y que estuvo en servicio hasta 1967. La restauración se hace siguiendo criterios históricos de máxima fidelidad al original y con el soporte de diversos expertos, que continuarán vinculados a la Fundación TMB integrándose en su consejo Asesor. 

Dinamización cultural

Junto con la labor de recuperación, preservación y divulgación del patrimonio histórico y documental, la Fundación TMB tendrá una vertiente de dinamizador cultural, con la misión de promover el papel estructurador y cohesionador del transporte público y subrayar los beneficios sociales, ambientales y económicos de la movilidad sostenible.

Así, por ejemplo, podrá organizar y gestionar encuentros, cursos, congresos y seminarios, promover programas de formación vinculados al ámbito del transporte público, conceder becas y ayudas destinadas al estudio y la investigación, así como otorgar premios, entre otras actividades.